noviembre 13, 2016

Te escribo otra vez.

A veces no sé a donde ir.

A veces, sólo me quedo aquí... a verte volar. En silencio.

Te quiero alcanzar. Te quiero encontrar.

A veces, sólo me quedo aquí... Hablando conmigo misma de todo aquello a lo que le temo.

A veces te extraño y otras tantas termino muriendo dentro del sueño.

Te quiero alcanzar. Tomar un atajo para llegar antes que tú y darte una sorpresa. 

Y otras veces simplemente me pongo a escribir. A escribirte.


Clavos de olor.

La música comenzó a sonar con fuerza en mi cabeza, mis dedos tamborileaban la mesa donde descansaba el cenicero y un tarro de cerv...