agosto 05, 2013

Surgical Steel, lo nuevo de Carcass.

Me acuerdo cuando años atrás, muchos años atrás, era toda una odisea hacerse de tal o cual álbum. Las tiendas de discos, como todas, surtían por demanda y para aquellos tiempos, el metal estaba dentro de una cloaca que no todos querían destapar, por miedo a liberar a Satán y a todas las ánimas del inframundo. Era el siglo XX y ¡todavía creían en ritos satánicos y toda esa mierda! 

La cosa es que ahora, gracias a Internet y a esos que por “error” filtran materiales en la red, las esperas se han agotado y también, la sensación de alivio. Esa que nacía desde lo más profundo de nosotros, al terminar de escuchar el disco, luego de un largo periodo de espera. Y aunque desaparecieron ciertas costumbres y emociones, todo tiene su lado bueno y es que, nos ha puesto frente a un enorme universo musical, que desea ser explorado. Y cazado. 

Ya se venía hablando del tema desde hace meses y hasta hace unos días, nos cayó un pequeño adelanto del que sería el nuevo material de Carcass, luego de muchos años sin producir. Carcass fue una de las bandas que me ayudó a encontrarle el gusto al death metal y junto con Cannibal Corpse, se volvió parte indispensable de varias playlist, que solía cargar en aquellos años de juventudes y borracheras.


Surgical Steel es el nombre de su nuevo material y de entrada, podemos observar una portada que se diferencia por mucho de la mayoría de las portadas de death metal. No hay sangre, muertos, mutilaciones ni cabezas de marrano. Aunque Carcass, nunca se ha caracterizado por lo llamativo de estas. Sin embargo, me ha robado la atención. Me gusta. No pude evitar pensar en el Heartwork de 1993 y eso, de alguna manera, provocó que tuviera más expectativas sobre el nuevo material, que el preview que compartieron hace poco.

Swansong, fue su último trabajo y aunque es, por donde quieran verlo, completamente diferente a todo lo que antes hicieron, no es malo. Es un death metal “rockanrollero” y divertido, pero no se puede evitar voltear la vista a la gloria de sus antecesores. Luego de diecisiete años, la banda regresa con esta nueva producción. Ni modo de no hablar al respecto. 

1985 abre el Surgical Steel. Unas melodiosas guitarras que no son otra cosa que un himno que ha de acabar sin aviso, para dar paso al violento sonido al que nos había acostumbrado Carcass en el pasado. La desgarradora voz de Jeff Walker, vuelve a hacer lo suyo con Thrasher’s Abattoir. Unos segundos son suficientes para reconocer el camino que ha de recorrer el Surgical Steel. Y es que suena totalmente a death metal. 

A diferencia de la asepsia que encontramos en la portada, el Surgical Steel, está plagado de coágulos de sangre, bolsas para cadáveres, incumplimiento de normas y cosas no aptas para el consumo humano. Todo eso, llevado a nuestros oídos, de la mano de dos de sus fundandores: Jeff Walker y Bill Steer, acompañados del baterista de Aborted Daniel Wilding y Ben Ash. Surgical Steel, para nada, sigue el camino de su antecesor y con esto, la espera ha valido la pena. No sería sorprendente que a finales de año, nos encontremos con que se convirtió en el mejor disco dentro del género. 

Ahora solo queda esperar a que las tiendas lo tengan en sus estantes, porque es un disco que merece su espacio en la repisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aclaración y quejas.