agosto 13, 2013

De lo que ya no se escribe.


No tenía pensado hacerlo público, pero es que me gusta mucho. El texto también.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aclaración y quejas.

Clavos de olor.

La música comenzó a sonar con fuerza en mi cabeza, mis dedos tamborileaban la mesa donde descansaba el cenicero y un tarro de cerv...