En pocas palabras.

- ¿Por qué no puedes olvidarte de mi? - Preguntaba aún sin querer escuchar su respuesta.

- Debe ser porque te quiero mucho - Contestó.

Comentarios

Entradas populares