noviembre 01, 2011

A mis amigos por calaveras.

Les escribo:



A More, la fotógrafa.

En su estudio More pensaba
que la muerte era la única
a la que fotos no le tomaba.
Una noche en las que su afición por la bebida crecía,
a todos los muchachos del antro les decía:
"Es la huesuda, mi modelo pendiente
que venga hasta mi, pues le cobro decente".
La calaca emocionada de aparecer en las revistas
a More la fotografa le hizo una visita.
Apenas un par de horas duró la sesión
cuando la parca al escuchar el precio 
a More se llevó al panteón.





Abdil y sus gatos.

Era la coleccionista de gatos
la que a la muerte no temía
pues Abdil a pesar de su alergia
a mil de ellos mantenía
Era una buena muchacha
pues los vicios había dejado
pero la muerte agarra parejo
y a Abdil, ya la había agendado
¡No me lleve por favor al campo santo!
le dijo Abdil a la parca
pero ésta realizando su trabajo
con todo y gatos la llevo hasta su eterno descanso.









La diva es Iza.

Izadora y la catrina a escondidas se veían
pues en los viajes de la primera, en el vicio
recaía. 
Era la de los huesos la que siempre
le invitaba, pues Iza ante todos se cotizaba.
Una noche en algún bar, Iza dijo que ya no
iba a tomar, la muerte por su parte una ronda
más le invitó, le dijo que esta era la última porque
le tenía algo mejor.
Iza emocionada, con gusto y cadencia aceptó
lo que ella no sabía es que la parca le guardaba
su boleto al panteón.




A Wendy que la entierren.

A Wendy sus amigos la molestaban.
Un día fumando cigarrillos, la Muerte
se le acercó para ver que le pasaba.

Wendy con sentimiento le contaba
que cada vez que la veían de ella se burlaban
La parca se la llevó al cementerio
como gesto de bondad, pues a ella ahí enterrada
ya nada le iba a pasar.






Que las lean ahorita que siguen vivos. Mañana la segunda parte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aclaración y quejas.