marzo 17, 2011

The Unforgiving: Within Temptation, de la música al cómic.

Tenía años esperando que llegara este día, mientras tanto escuchaba hasta el cansancio The Heart of Everything. Cuándo An Acoustic Night At The Theatre llegó a mis oídos, tomó la estafeta que su antecesor había dejado al no poder seguir más. Me encontré con "What Have You Done?" en forma de EP y Blue Eyes, calmó esa ansiedad que se estaba gestando. Caí en las redes de la música electrónica con In and Out of Love, en las fiestas no faltaba.

Desde el Death Magnetic, no esperaba un álbum con tanta emoción. Me desesperaba no tener algo que sonara diferente, algo nuevo. Escuché "Utopia" (canción inédita incluída en el acústico) sin encontrar la pieza que faltaba para completarme el gusto. Estaba también "The Last Time" que a juzgar por el nombre del EP, no era todo lo que necesitaba.

Retrocedí en el tiempo y me dí cuenta que mi horror por el "Enter" seguía existiendo, no tendría caso escucharlo. Ice Queen me acercaba a lo que estaba buscando, pero no era más que una parte de la evolución, que pronto terminaría en un "Forgiven" y justo en el mismo lugar del que partí. 

Noviembre de 2010 y el nombre fué revelado: 'The Unforgiving'. Suficiente para incrementar las ansias y a juzgar por el tiempo que se tomaron, parecía ofrecer más de lo que se pudiera imaginar. En el transcurso de los meses siguientes, se dieron a conocer las posibles fechas para el lanzamiento. Luego se volvió oficial: Marzo de 2011.

Enero de 2011 y la portada por fin conocía el mundo. Me decepcionó, un poco. Dejando a un lado el conceptualismo del que se hablaba sobre el álbum, se podía hacer algo mejor. 

La nuevas canciones, habían sido liberadas. Me había límitado a sólo escuchar el primer sencillo "Faster" y "Where is the Edge?" que pertenece al soundtrack de una película, de la cual ignoro el nombre. Una carpeta de samples empezó a circular por diferentes sitios de internet. No los escuché, era todo o nada. iTunes empezó a distribuir Faster hace unas semanas, sencillo que, en lo personal considero, no debió formar parte de un álbum tan esperado. Una canción que cae en la simplicidad y que suena a Wicked Game de H.I.M.

Ahora y mientras escribo este post, estoy escuchando The Unforgiving por segunda vez. Las canciones tienen mucha fuerza, pero unas llegan a decepcionar. Tal es el caso de In The Middle of the Night, con un inicio que hace pensar que estas escuchando una banda de Power Metal. Tiene velocidad, armonía y aunque la voz de Sharon es hermosa, no cumple con todos los requisitos para convertirla en una buena canción.
La ausencia de Stephen van Haestregt es evidente. Mike Coolen no es mal baterista y me gusta como se ha adaptado a la banda, pero aún le falta da ese toque que lo consagre dentro de Within Temptation.

Para no perder la costumbre, se incluyó una balada "Fire and Ice", al puro estilo característico de la banda. Está tan bien hecha, que al terminar te quedas con ganas de más. No todo está perdido en el álbum.
Pero todavía no termina de levantarse, pues parece que Within Temptation en todo el tiempo que duró la producción del disco, se pasó escuchando a Gary Moore pues el inicio de "Iron" no hace otra cosa más que recordarme a "Over The Hills and Far Away". Sustituyan las guitarras del inicio por tambores y díganme si no.

'The Unforgiving' en sí, no es una mala producción. Pero está lejos, de ser lo que esperaba. No estoy decepcionada de Within Temptation, hasta cierto punto me gustó lo que hicieron. El concepto basado en el cómic de  Steven O’Connell es algo nuevo en la banda, por tanto puede ser factor para no estar del todo convencidos con este nuevo material. La música es buena, pero al parecer éste álbum vivirá un buen rato bajo la sombra de The Heart of Everything.


marzo 03, 2011

Jueves de remembranzas.

Abrí el blog hace 2 años 9 meses con la única idea de decir estupideces y ganar seguidores. Todo eso que hacen los blogstars, que hoy en día, ya no escriben por que son adultos responsables y tienen twitter. Lo primero que empecé a escribir fueron vivencias, momentos que llegaron a causarme gracia y a veces, alguna recomendación musical. Lo escribía y lo disfrutaba. Siempre ha sido un placer para mí llenar de palabras un cuaderno, y abrir el blog, fue como una forma más "formal" de compartir lo que escribía con el mundo. Poco a poco fuí haciendo a un lado ese placer, por encontrar la fórmula para tener más y más seguidores. Patético.

Nunca me he considerado una escritora, yo creo que no me acerco ni un poquito al concepto. Sin embargo, tal vez si yo no hubiera abierto este espacio el 14 de junio de 2008 toda esa pesadumbre, esa agonía, todos esos sentimientos de caos no hubieran sido transformados en textos y jamás me habría sentido tan orgullosa de haberlos escrito.

Todos los que hemos abierto un blog, sea la razón que sea, hemos estado a punto de borrarlo. Lo hemos cerrado un tiempo y después regresamos, pero nunca lo dejamos por completo. Simplemente se queda ahí. Cada uno de los post que están aquí, pueden ser horribles comparados con los de otros usuarios más experimentados. He conocido, por decirlo de alguna forma, gente que de verdad tiene talento para esto y hay otros que solo son copias de las copias. Imposible no darse cuenta.

Nunca he borrado una entrada que haya sido publicada, todas y cada unas de las cosas que he escrito desde esa tarde del 14 de Junio, están aquí y espero sigan por mucho, mucho tiempo. Leerlas en un domingo de resaca, me hace reírme de mí por las cosas tan infantiles que en su momento, fueron algún tipo de desgracias. Pero sobre todo, me hacen ver la manera en la que he cambiado a través de mis letras y esa, es una sensación bastante agradable.

No digo que de ahora en adelante voy a escribir cada tercer día o cada semana. Imposible. Independientemente de la cuestión del tiempo, no se trata de sentarte, abrir un archivo de word y tarán ya tienes un post, no. Hay que darle su momento a cada cosa. Escribirles, es para mí un placer. De verdad. Y no espero nada más que cada que abran alguna entrada reciente o las que están en el archivo, tengan un poquito de ese placer.

A pesar de todo. Los quiero, chavos.

Clavos de olor.