Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2011

Diarios escatológicos.

Estoy hecha mierda, no sólo por el alcohol y los desvelos. No se trata de algo físico. Estoy hecha mierda emocionalmente, incluso podría hablar con el Dalai Lama y no sentir una pizca de paz o alivio. No sólo estoy hecha mierda, sino que tengo (como dice en la novela de Richard Cox "El experimento Nobel”)niveles épicos de estupidez. Si quisiera describirme ante el mundo, utilizaría esas palabras sin temor a ser demandada por derechos de autor.
Me asquea, de una forma casi inhumana, ver lo patético que puede llegar a ser una persona con líos emocionales tan comunes, tan inmaduros y en cierto modo, estúpidos. Pendejadas, pues. Sin embargo, aunque el daño sea mínimo se convierte en un tumor sin diagnóstico, no sabes hasta que punto vas a poder vivir con él. Es cómo cuándo guardas una fotografía que ya no puedes ver sin sentir “algo”. Sabes que existe, sabes que aunque está en el fondo del último cajón del buró, sigue provocándote lo mismo. Sabes que no importa que físicamente te desh…

Sala de espera.

Im going to take my time i have all the time in the world to make you mine it is written in the stars above...

Conceptos básicos.

Ya antes había compartido con quienes en ese entonces leían este culo de blog, mi amor por el cajero de Bancomer (pueden leerlo aquí). Hoy precisamente tengo que ir al banco y sin entender aún el por qué, me acordé de esa pasada escena. Lo volví a ver hace unos quince días, sigue tan guapo cómo aquella vez, con menos cabello por culpa de un corte barato y con su cara de mamón, tan característica. Es cierto que me enamoro hasta de los árboles, eso no es ningún secreto, pero él comparte con Kerry King el lugar del "amor platónico". Hasta me sentí quinceañera.

A mí eso de escribir sobre amor, me provoca una profunda hueva, hueva que prefiero sentir por culpa de una mala película o una pésima canción (de esas que ustedes escuchan). Todos tienen su concepto -la mayoría muy vacío- de amor y el mío, no es mejor que el de ustedes. Para mí el amor es cómo la sensación que tienes después de ir al baño, cuándo se te eriza la piel por haber visto a James Hetfield, esa lágrima que extrañ…