abril 17, 2010

La maldición de las plantillas Blogger (Update).

Quienes se han tomado el tiempo de leerme (Qué valor el suyo, se los agradesco) desde los inicios del blog, se habrán dado cuenta de qué la estabilidad aquí es algo que no existe, empezando desde el nombre, la URL y hasta la apariencia de éste. Lo cual, se debe a una sola razón: Cómo diseñadora de mi propio espacio, no valgo para pura madre.

Sé qué existen infinidad de páginas de internet de dónde descargar plantillas como Btemplates.com, pero así como yo hay miles de millones de bloggers a los cuales esas plantillas les parecen por demás horribles (Hacen qué MySpace se vea sobrio y elegante, en comparación). A excepción claro de dos o tres qué se salvan de mi odio, más no totalmente.

En lo personal, me gusta entrar a blogs qué no tienen tanta perafernalia por cualquier lado que lo veas. Los fondos blancos me alegran la vista y más sobre todo si el texto se encuentra a 1 color, en éste caso el negro. Todavía acepto 2, pero 3 o más me resultan exagerados (Así como la letra negrita en todo el texto). Es obvio qué la apariencia del blog no afecta en lo absoluto el contenido de calidad que éste tenga. Pero seamos sinceros, apoco cuándo se fijan en alguién lo primero que le ven son los sentimientos, bola de mentirosos bastardos.

La apariencia siempre va a ser importante, pero ojo ahorita estamos hablando de blogs. Por qué es lo primero que tu cerebro codifica: LA IMAGEN. Luego ya viene la lectura y por último el fanatismo. Es por eso qué éste blog resulta inestable por lo menos cada 2 meses, ¿ya les había contado de lo fácil qué me aburro verdad?. Hasta hoy, no he encontrado esa plantilla que me satisfaga.

Otra cosa qué hace que las plantillas descargables me quiten el sueño, llega en el momento en que incluyen casillas de enlace, feeds o lo que quiera que sean, qué nunca jamás en mi vida he sabido utilizar por que no soy geek computacional y mi sentido común en cuánto a tecnología presenta años de retraso, ocupo mi tiempo en beber y fumar ¿qué esperaban?.

Yo no quiero qué me den catedra de cómo administrar mi blog, de hecho tampoco espero nada de ustedes es sólo qué mi blog está maldito por estas plantillas, quizá sea ésta la razón por la que un día llegué a pensar en cambiarme a Wordpress. Me gustaba su diseño, pero ya que estamos sacando las intimidades de mi persona han de saber qué me resultó complicado eso de manejarlo, por lo que aborté la idea de mandar la hostilidad para la competencia.

Por el momento, lo único qué sé es qué tengo dos opciones de vida para mi blog:

1.- Seguir como hasta ahora, con una plantilla de las que vienen por defecto con una serie de cambios en los colores.

2.- Elegir de entre 55 000 plantillas difentes de las muchas páginas de descarga qué existen y conformarme hasta que encuentre una lo suficientemente elegante y/o aprenda a diseñar la mía.

3.- Eliminar el blog de la Blogosfera... No es cierto, esa no es opción.

Pero mientras eso sucede, me dedicaré a lo único que me sale bien... No, esperen; ahora ya ni eso puedo hacer. Esclava soy.


Y bueno, horas después de relatarles mi enojo con las plantillas encuentro con gracia y felicidad, el editor experimental de blogger, qué no hizo nada sobresaliente por mi blog pero que gracias a él y al CSS Menu Generator, tengo más alternativas para éste espacio. 

1 comentario:

  1. El mio no ha cambiado desde su creacion, y no es que no me haya pasado por la cabeza dicho cambio, es que no me ayaria en él si fuera distinto, suerte con tus cambios.

    PT: Lucky strike,es como fumar acerrin.

    ResponderEliminar

Aclaración y quejas.