abril 13, 2010

Hablemos de...

A veces mi rutinaria vida me enferma; aunque si lo pienso bien también antes era así, la única diferencia es que ahora gano dinero y duermo menos. El tiempo se me va encerrada 7 horas diarias y el resto lo distribuyo en pensar en distintas formas de asesinar al asaltante qué se llevó lo único que me importaba en la vida: Mi destapa-cervezas. Qué a veces servía para mandar mensajitos y hacer llamadas.
Es menester comentar qué en caso de volverlo a ver (Qué es lo qué más deseo) tomaría venganza de la manera más vil, sucia y enfermiza qué alguién pudiera llegar a imaginar, quizá despues de esa paliza no le quedarían ganas de seguir atacando damas indefensas -como yo-.
No obstante sigo pasando por la escena del crimen, por aquello de que decida regresar.

No sé a que se deba éste fenomeno de la naturaleza, pero ahora las semanas me parecen fugaces. Sólo los lunes, odio más al mundo. Aunque no significa que los demás días no sea así, los sigo odiando pero de diferente forma ya va siendo hora de que se hagan a la idea de que eso nunca va a cambiar.
En épocas pasadas, los lunes eran domingos y el fin de semana comenzaba desde el martes. Pero seamos honestos, para qué sea totalmente divertido necesitas un círculo social lo suficientemente parásito para que no te juzguen (Y yo... Lo tenía, en parte).

A pesar de la rutina, han pasado cosas dignas (bueno no) de estar en éste blog. Qué por hueva o no sé que haya sido, no las guardé aquí. Entre esos detalles, les cuento: Acabo de agregar a mi lista de libros que se deben leer una y mil veces "Recuerdos del futuro" de Erich Von Däniken. Un libro qué te pone a pensar en qué hay más allá de lo que conoces y qué rumbo ha tomado nuestro presente y futuro a partir de un pasado lleno de misterios y secretos. Toda una joya. Para muchos, simple charlatanería ¬¬.


Arriba: ¡Una joya!

Prosigamos la sana lectura, debo también hacer incapié en una reunión que se llevó a cabo el día 2 de marzo. Algo que omití en la pasada entrada por qué realmente no tenía nada que ver.
La reunión tuvo como sede la ciudad de Monterrey, Nvo. Leon, con dos twitteros @Sisa_Scissors y @Joe_666_ además de la elegante compañia de @Morefernandez y Mr.69 cómo anfitriones del evento (Más qué nada por ser algo así como los dueños de la casa) dónde hubo alcohol, cigarros y agua de uva. El día siguiente a la reunión, estuvo ambientado por una agrupación algo conocida: MetallicA (¡Ah sí! y Mastodon goeeis). Sobra decir qué lloré con The Ecstasy of Gold/Creeping Death, Nothing Else Matters y The Thing That Should Not Be. Hubiera llorado más, pero no tocaron mi Ride the Lightning qué era lo único que le gritaba a James, pero parecía no escucharme... y lo entiendo.

Si no le sigo más, es por qué ya no se me ocurre otra cosa destacable qué no tenga que ver con música, alcohol y buena compañía, pero cuándo me acuerde... Ustedes serán los primeros en saberlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aclaración y quejas.