Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2009

Breve recapitulación.

Si el blog tuviera sentimientos, seguramente los suyos hacia mi serían del más profundo odio por dejarlo a su suerte cada que se me antoja. Ya se va a terminar noviembre y no me supo a nada, es más sigo creyendo que el 20 de Noviembre fué el lunes que nadie trabajo y no el viernes, que si fué de neta.

Me supo menos por los quince días de peste negra qué viví y por la caja de cigarros qué mas me ha durado en la historia de mi vicio del mal y no, no tiene nada que ver pero quería contarles.
Había andado perdida sí, hasta una amiga me lo dijo el sábado en la noche pero no ha sido esa mi intención, más bien es que no fluye, no hay de dónde agarrar y la realidad, es que pudo más mi mal estado.

Eso de hacerle al Mickey y/o se me quita o me da más, no me funcionó ésta vez y el resultado fué un cocktel de la más amplia gama de medicamentos en todas sus presentaciones, que juntos hacían de mi visión algo más abstracto y colorido, cómo si de ácidos ilegales se tratara y miren qué yo no sé mucho…

Nada más me acuerdo.

Me gusta Noviembre y el pan de muerto, las calaveritas no del todo por qué es demasiada azúcar y lo último que quiero es caer en un coma diabetico, no gracias. Lo qué no me gusta mucho es ir al panteón por que luego me entra la "compradora compulsiva" (qué todas llevamos dentro), sobre todo cuándo de cañas de azúcar se refiere (en serio qué no me quiero morir) y algunas chucherías que nada más en mi pueblo y en ese panteón en específico venden y no les diré que es por que todo copian hijos de su pinche madre.

Tanto es mi gusto por ésta celebración que uno de mis próximos tatuajes se tratará de una calaverita de azúcar, no creo que la tinta me indusca al coma diabetico, ¿verdad?.
Me gustan también los altares, cuándo era niña mi mamá y yo hicimos uno para mi tío Jorge, mi bisabuela Victoria y mi bisabuelo "Don Boni", estaba chiquito hecho con las cajas de mis juguetes y aunque no tenía todo el cotorreo que lleva un altar bien hecho, estaba bonito.

Fué el primero y el …