octubre 23, 2009

Nada personal.

Desde qué me acuerdo nunca se me ha dado ser sociable, incluso puedo hasta decir que me considero una persona tímida en algunos aspectos. La mayoría de las personas que conosco y a las que frecuento en cierto modo las he conocido no por iniciativa mía, sino por alguna situación en común. Quizá si me pongo a pensar no podría recordar cómo es que llegaron a ser tan cercanos a mí, pero de alguna manera me alegra que asi sea (aunque a veces aparente lo contrario).

Hay ocasiones en las estoy con gente que no conosco por que son amistades de algún amigo, tomando cerveza, fumando un cigarro sea cual sea la razón por la que estemos en el mismo lugar, más nunca soy yo quién inicia la conversación o hace una pregunta estúpida para romper el hielo.
Me encanta escuchar a las personas y a veces por su simple voz a algunas las puedo conocer sin hacer preguntas que realmente salen sobrando.

Hay quienes han entrado a mi "círculo" en los últimos dos años pero si me preguntaran cuántas de ellas han permanecido, les puedo decir con toda la seguridad del mundo que ninguna. A veces -y puedo sonar muy mamona- las personas me aburren y pueden ser muchos los factores que influyan en esta situación. Éstos pueden ser la monotonía de su persona, la exagerada sensibilidad y hasta la falta de huevos para hacer o dejar de hacer algo.

Creo que la razón de qué no tenga una enorme lista de amigos, se debe a que no cualquiera ha podido llegar a tolerar mis cambiantes actitudes y está bien, a veces no me entiendo ni yo. Pero para mí es suficiente tener seguros a 3 ó 4 personas que puedan mentarme la madre 10 veces y luego darme un abrazo. Creo que eso es mejor a estar rodeada de un montón de pendejetes que nada más sirven para ocupar espacio.

Han existido quienes se han tomado la libertad de usar mis gustos para tener algún tema del que hablar conmigo y carajo, no hay nada peor que encontrarse con alguién que quiere caer bien por la fuerza. No es que no soporte a las personas que tienen muchas cosas en común conmigo de hecho varios de mis amigos los tienen, pero cómo plus gozan de una autenticidad cabrona. Puedo ver a More Fernández escuchando a Chicos de Barrio y lejos de parecerme una pendejada de su parte por su gusto no tan chido de música, me hace reír.

La verdad es qué así es ésto conmigo, puedo estar un rato, después ya no y jamás doy una explicación simplemente pasa. No es mamonería, es que en serio... a veces las personas me aburren, no es nada personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aclaración y quejas.