agosto 25, 2009

Un post bien marica.

Éste blog está llegando al punto que no quería, pero que le vamos a hacer las cosas cada vez se ponen más pinche complicadas y al final ni ganas de postear algo más o menos decente. La verdad es qué en definitiva no hay mucho que escribir, puesto que no encuentro esa chispa para quejarme de todo como suelo hacerlo e inventar malestares no es en absoluto lo mío.
De éstos días para acá no se exactamente que me está pasando que con facilidad me harto de las personas de siempre y de sus comportamientos, espero no estar madurando por que tendré muchos problemas. Quién sabe a cuántas más he sacado de mi vida de la misma forma en la que entraron y si me pongo a contarlas con los dedos, me van a faltar y no es que las haya eliminado de mi MSN y de mi círculo social por mamona, sino por qué más bien nunca tuvieron tal lugar... Bueno, si fué por mamona.
Creo que ésta vida que empezé a llevar desde el 2 de Octubre de 2008 ya me hartó, no es tan fashion cómo creía y miren que me costó trabajo adaptarme a no hacer cosas de provecho ni para mí ni para los míos. Tengo la propuesta de entrar ya formalmente en una banda que en un principio fué de las mejores que esta ciudad vió crecer y desarrollarse. Obviamente me siento muy afortunada de que ellos hayan pensado en mí para que fuera la última pieza de su alineación. Tengo también la oportunidad de ahora sí, entrarle a algo que en verdad me gusta fuera de todo ámbito musical y con el único objetivo de ser la mejor en esa nueva etapa de mi vida. Con lo cual no significa que dejaré de joder gente.
Éstos días que me ha invadido la rareza de las ideas, me han servido mucho, he sentido muy mías las pocas cosas y personas que en verdad valoro como lo merecen y yo creo que sin ese apoyo que me demostraron desde esa fecha, no hubiera podido lograr todo ésto que ahora tengo en puerta y que básicamente cambiará toda la perspectiva de mis planes a futuro.
Recuerdo que alguién alguna vez, cuándo estaba a punto de terminar la preparatoria me dijo que nosotros mismos somos el arquitecto de nuestra propia vida y es cierto, no todo esta predestinado y sólo hay que esperar a que pase, más bien tenemos que crear buenos cimientos para que cuándo eso llegué no nos caiga encima. Espero no estar sonando a Carlos Cuahutemoc Sánchez o me voy a volar la cabeza antes de cumplir mis objetivos, aún me pregunto si mucha gente habrá ido a verlo el pasado fin de semana...uy.
En fin, ahora no se como terminar el post sin verme tan marica pero es qué, así están las cosas jovencitos y uno tiene que crecer y hacerse responsable. Qué bueno que no fuí hombre, por qué seguramente si embarazara a una vieja iría corriendo a contarselo a mi mamá para que me diera dinero y pelarme a Juárez achingá!.
Pero por ahora y gracias a Dio que no puedo embarazar a nadie, me voy a vagar por lo menos lo último que me queda de tiempo muerto y a fumarme todos los cigarros que me quedan, ash si no estuvieran tan caros y si no fumara TANTO, segurito no pasaría por éstas crisis.




1 comentario:

  1. Hola me gusto como escribes...yo soy malo redactando ojala puedas psarte por mi blog, yo tambien quiero ir al wacken pero ni modo.... a y a mi me toco leer como 3 libros de cuautemoc sanchez... todavia no me recupero.

    ResponderEliminar

Aclaración y quejas.