Ir al contenido principal

De alcohol y música.

Hola, me llamo Sorel y soy alcohólica. Bueno eso ya no es nada nuevo para nadie, si acaso para dos o tres miembros de mi familia que se hacen de la vista gorda, pero ellos son los del problema no yo, bueno también pero por lo menos lo acepto y me amo tal cual.
Ésto de las adicciones son cosas feas y salen harto caras, se los juro uno a veces tiene que perder poquito el glamoursss por algo de alcohol aunque éste sea barato y con el se corra el riesgo de quedar ciega y/o en el peor de los casos, ser violada, ultrajada y sodomizada por andar ebria y de noche por una peligrosa ciudad. Afortunadamente y gracias al santo de su preferencia ese no es mi caso y no por que no me guste el alcohol, sino por que se dónde y cuándo perder la consciencia, no "vaiga" a ser el diablo y me toque la de malas.

Pero bueno, les decía ésto de las adicciones son harto feas y más cuándo adquieres dos en menos de una semana y es que no mamar, a veces Diosito es tan pinche que te pone en el camino cosas que te pueden causar trastornos futuros por alguna u otra razón.
El otro día revisaba las carpetas de música que son de a madre, buscando rarezas musicales ya ven que nunca falta la rolita chida que nunca se tomo en cuenta de tal o cual disco. Total que yo andaba a busquele y busquele y que sorpresa mayúscula me llevo al ver que ya no tenía absolutamente nada de Kiss y no mamar eso para mí es como una patada en el trasero con una bota de pasito duranguense. Kiss fué asi de que, una de mis primeras adicciones musicales hasta quería yo comprarme botas de señora de la vida galante, vestirme como ellos y pintarme la cara como pandita harto fashion.

Total que no había nada en lo absoluto y tuve que recuperarlo, así que los bajé toditos toditos era más fácil eso que copiar cada disco, luego se rayan y ya no valdrán una fortuna en el futuro. En ellos venía uno que nunca compré, que me negaba a aceptarlo que dije que jamás de los jamases lo escucharía para no descepcionarme, llorar y tener que recurrir a un psicólogo para superar la fuerte desilusión. Kiss MTV Unplugged era algo que no debía existir para mí, por que los unplugged que he escuchado me han roto el corazón en varias ocasiones, no sé por qué. Total que accedí, alejé todo tipo de pensamientos catastróficos, posible sordera y me dediqué a disfrutarlo, como cualquier otro disco de música bonita. Comin' home fué la primera y a partir de ahí, supe que mi vida no había tenido sentido alguno sin haber escuchado ese unplugged, desde entonces no he dejado de escucharlo, "Every time at look at you" suena cómo tono de mensajes en mi celularsss. Así que declaro ésta semana que ya se va a acabar cómo la semana del Kiss MTV Unplugged.

Y cuándo pensaba que no podía encontrar algo mejor en ésta semana interné me avienta a la cara "The devil you know" el disco que grabó la formación casi original de Black Sabbath y Ronnie James DioS bajo el nombre de Heaven & Hell, si bien ya había oído algo de él no me había puesto a escucharlo como se debe y no mamar, ¡que joya!. Para empezar el bajeo de Geezer Butler es cómo una maldita bestia, a eso agreguemosle los poderosísimos y magníficos riffs de Tony Lommi y luego si creen que no es suficiente, pongamos la potencia de la voz de DioS, es tan destructivo y tan hermoso a la vez, que no dudaría ni tantito en tomarme un cartón yo solita escuchando semejante producción.

A veces me pregunto si los rancheros y/o poperos se ponen a discutir este tipo de cosas, no imagino a alguién diciendo: No mamar, ya escuchaste los acompañamientos de teclado que hace el de montéz de durango y como se sincroniza con los tarolazos y la tambora?!!?!. Ó por ejemplo, ¿ya escuchaste el registro que alcanza Jenny Rivera?.

En resumen, soy adicta al alcohol y a la música bonita. Pero si tengo algo más que tenga que ver con Ronnie James DioS, ya sea Rainbow, Elf o DIO.. no se que vaya a ser de mí, mientras tanto terminaré de escuchar el Heaven and Hell de Black Sabbath y luego pondré otra vez, Kiss MTV Unplugged. ¿Apoco no es genial el metal? si dicen que no, ojalá que Thor les martille la cabeza 666 veces.

Comentarios

  1. Chido post, yo tambien soy adicto a la musica, desde que me levanto asta que me acusto esta prendida mi lap con muisica de todo, no me imagino sin Motorhead, Metallica, Slayer, Poison y todas esas bandas que me asen mas llevadera la vida.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Aclaración y quejas.

Entradas populares de este blog

Una mañana

Todo fue tan raro. Cuando desperté la cama estaba vacía, había recuerdos por toda la habitación. Las cortinas serpenteaban con las ligeras ráfagas de viento que entraban por mi ventana. Escuchaba claramente el paso de los vehículos, el sonido del ventilador, la radio que solo sintoniza una estación sin ponerse loca. Tenía los ojos rojos de tanto llorar, no recordaba en que momento me había quedado dormida. La espalda me ardía, el corazón latía con fuerza, como si se fuera a salir de su lugar, la alarma de mi teléfono celular comenzó a sonar, faltaban cinco minutos para las seis de la mañana. Era lunes. Me levanté como pude y me acerqué a la cafetera a servirme una taza, no había nada, lo olvidé anoche. Saqué la bolsa de la alacena y puse a funcionar la máquina. Caminé descalza por toda la casa, sintiendo el frío del suelo, caminaba de un lado a otro sin saber donde detenerme ¿detenerme para qué? Nunca lo supe. Entré en la regadera y abrí la llave del agua fría, me caló todos los hues…

Pequeña libreta roja.

Algún día voy a escribir nuestra historia, para que sepan que la vida es lo mejor que nos puede pasar. 28 de agosto de 2015.
Le escribí aquello hace un par de años en una libreta roja, que ahora tengo de vuelta, le escribí porque estaba por salir de viaje a Orlando, era la primera vez que viajaba completamente sola y estaba aterrada, le habían contado un montón de cosas acerca del aeropuerto de Dallas y de cómo tenía que moverse a la velocidad de los chitas antes de que los montones de orientales, desembocaran en ese lugar cómo un cardumen de atún. Aquella libreta me la regaló una de mis mejores amigas en una ida a un café que con el tiempo dejó de existir, siempre me ha gustado que me regalen libretas, aunque casi siempre termino por abandonarlas un tiempo. Me pareció una idea escribirle algo y que se lo llevara, la libreta es pequeña, no le iba ocupar mucho espacio. Siempre he sido pésima para elegir obsequios, pero me pareció la mejor idea del mundo que la llevara. Me gustaba la idea…

Mañana.

Hoy es el último día que te escribo. Hoy me despido de ti. Hoy dejo de ser la mujer que más te ama para convertirme en la que más te amó. Te escribí esto en el cuaderno que me regalaste y que por años ha guardado todo eso que siento por ti. Lo he escrito ahí para que cuando tenga ganas de buscarte, pueda abrirlo en la página correcta y detenerme antes de cometer una locura.
Te escribo porque es la única forma que tengo para no romperme, porque ganas de llamarte no me han faltado y caigo en cuenta de que si llegaras a contestar, no sé qué te diría. No sabría de que hablar. No sabría que hacer. Ya sabes que para mí siempre ha sido mejor escribir.
Ése cuaderno no sólo guarda algunas formas de lo que ha sido mi amor por ti, también guarda la última rosa que me regalaste y que con el paso de los meses se ha ido secando. Así como se fue secando tu amor por mí.
Te escribo como nunca me sentí capaz de hacerlo: Con tristeza, enojo, con ganas de llorar. Pero me aguanto porque ya no queda de ot…