Ir al contenido principal

De por qué la Laguna vale madres, como escena mérol.

Una de las cosas más comunes que escucho aquí, en cuánto a música se refiere es que la "escena está muerta" si bien, esa frase tiene toda la razón pero cuántas de esas veces, nosotros quienes le damos vida a esa parte fundamental de nuestra vida, nos hemos preguntado el por qué.
Para todos los fans from hell que salen como cucarachas de las alcantarillas, todos esos que farolean con sus amigos y los principales en llenarse la boca de estas palabras, ¿qué han hecho ustedes para evitar que la escena decaiga de ésta forma?. Les puedo asegurar que no son ni para comprar un cd original de su banda preferida.

Hasta ahora, de lo que podemos presumir abiertamente es de haber tenido en nuestras tierras a bandas como Deicide, Edguy, Obituary, SEPULTURA, Sadus, Hirax, U.D.O y hasta Warcry chingado!. Y saben qué, a pesar de que bandas de ésta calidad estuvieron tocando para nosotros el apoyo que hubo fue menor de lo que se esperaba. Es cierto que los precios, sobre todo en Edguy fueron bastante elevados, no mamen el VIP estaba en $1000 varos y además quién demonios va a un toquín de Metal a VIP con sillas y mesas, no mamen. Pero por lo mismo de que no se percibe mucho apoyo por parte de los fans from hell, de alguna manera tienen que pagarle a las bandas y a los que sí vamos, nos dan en la madre con los precios.

Para el festival dónde compartieron escenario Sepultura, obituary, Hirax y Sadus. El boleto tuvo un costo de $250 y a pesar de que el lugar era reducido, no llenaron. ¿Ven a lo que me refiero?.
Cómo pueden atreverse a pedir a conciertos descentes con trinches y antorchas, si a última hora no van, la neta pinches metaleros de aquí no valen madre.
En el Laguna Metal Fest, el toquín más o menos descente que hemos tenido en los últimos tiempos, les juro que había más gente por parte de los weyes que vendían burritos y agua, que de los fans.

Sé también que en varios de los casos, por no decir que todos. Mucha culpa tienen los organizadores por no hacer las cosas valga la redundancia organizadamente y a veces el toquín puede ser un caos, pero ellos minimo hacen un esfuerzo por levantar algo que ya está practicamente acabado. Le dan seguimiento a bandas, que seamos honestos son un asco como tal y ahí estan chingandole cada fin de semana en algún bar, para que por lo menos 3 weyes los vean y no sentir tan ogete.

Pero mientras las cosas sigan así y no haya apoyo por parte de la gente, deberían por lo menos evitarse la pena de que alguién les escupa en la cara por decir que aqui no traen bandas chidas, si siempre se va a ser el primero en no comprar un pinche boleto por ser un rocker mediocre de a peso o en su defecto un mamavergas de algún organizador para entrar gratis a todos los eventos.

Comentarios

  1. Primeramente, gracias por tu comentario en mi blog. Me encanta hacer esto, como músico y como fan creo que hacen falta muchos espacios para difundir eso que nos llena y nos atrapa.

    Segundo: ahhh, respecto a tu post... vaya, creo que eso se da en todo el país (o mínimo acá en mi pueblo también). Habemos varios que ahí andamos en los toquines, cada 8 días, apoyando, checando propuestas nuevas, etc., pero por cada 10 que hacemos eso, 25 solo van a chupar, a que los dejen pasar de grapa o peor aún ni siquiera se les ve.
    Muchos pagamos por la actitud poser y demás de esta última clase de personas; acá los de Maldosos Prod. siempre hicieron toquines chingones y con calidad, pero pues por lo mismo dijeron basta.
    Lo que es tan irónico es que esos seres "fakes" son los primeros que saltan cuando no hay eventos y reclaman porque "la escena esta muriendo" (cuando en realidad hay que preguntarse si verdaderamente hay una escena).
    En fin, mientras ellos se deciden a si son o no, a los demás sólo nos queda seguir apoyando sí es que verdaderamente creemos en esto.

    Espero estemos en contacto y pasale más seguido a leerme.

    Saludos!

    S.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Aclaración y quejas.

Entradas populares de este blog

Una mañana

Todo fue tan raro. Cuando desperté la cama estaba vacía, había recuerdos por toda la habitación. Las cortinas serpenteaban con las ligeras ráfagas de viento que entraban por mi ventana. Escuchaba claramente el paso de los vehículos, el sonido del ventilador, la radio que solo sintoniza una estación sin ponerse loca. Tenía los ojos rojos de tanto llorar, no recordaba en que momento me había quedado dormida. La espalda me ardía, el corazón latía con fuerza, como si se fuera a salir de su lugar, la alarma de mi teléfono celular comenzó a sonar, faltaban cinco minutos para las seis de la mañana. Era lunes. Me levanté como pude y me acerqué a la cafetera a servirme una taza, no había nada, lo olvidé anoche. Saqué la bolsa de la alacena y puse a funcionar la máquina. Caminé descalza por toda la casa, sintiendo el frío del suelo, caminaba de un lado a otro sin saber donde detenerme ¿detenerme para qué? Nunca lo supe. Entré en la regadera y abrí la llave del agua fría, me caló todos los hues…

Pequeña libreta roja.

Algún día voy a escribir nuestra historia, para que sepan que la vida es lo mejor que nos puede pasar. 28 de agosto de 2015.
Le escribí aquello hace un par de años en una libreta roja, que ahora tengo de vuelta, le escribí porque estaba por salir de viaje a Orlando, era la primera vez que viajaba completamente sola y estaba aterrada, le habían contado un montón de cosas acerca del aeropuerto de Dallas y de cómo tenía que moverse a la velocidad de los chitas antes de que los montones de orientales, desembocaran en ese lugar cómo un cardumen de atún. Aquella libreta me la regaló una de mis mejores amigas en una ida a un café que con el tiempo dejó de existir, siempre me ha gustado que me regalen libretas, aunque casi siempre termino por abandonarlas un tiempo. Me pareció una idea escribirle algo y que se lo llevara, la libreta es pequeña, no le iba ocupar mucho espacio. Siempre he sido pésima para elegir obsequios, pero me pareció la mejor idea del mundo que la llevara. Me gustaba la idea…

Mañana.

Hoy es el último día que te escribo. Hoy me despido de ti. Hoy dejo de ser la mujer que más te ama para convertirme en la que más te amó. Te escribí esto en el cuaderno que me regalaste y que por años ha guardado todo eso que siento por ti. Lo he escrito ahí para que cuando tenga ganas de buscarte, pueda abrirlo en la página correcta y detenerme antes de cometer una locura.
Te escribo porque es la única forma que tengo para no romperme, porque ganas de llamarte no me han faltado y caigo en cuenta de que si llegaras a contestar, no sé qué te diría. No sabría de que hablar. No sabría que hacer. Ya sabes que para mí siempre ha sido mejor escribir.
Ése cuaderno no sólo guarda algunas formas de lo que ha sido mi amor por ti, también guarda la última rosa que me regalaste y que con el paso de los meses se ha ido secando. Así como se fue secando tu amor por mí.
Te escribo como nunca me sentí capaz de hacerlo: Con tristeza, enojo, con ganas de llorar. Pero me aguanto porque ya no queda de ot…