junio 20, 2009

Estrellita dónde estás.

A mí las estrellas me gustan mucho, tanto que me tatué 3 en el brazo derecho en color azul. He pensado en ponerme otras dos pero aún no decido dónde, todavía me queda el suficiente espacio y sobre todo, tiempo para decidirlo, hacer las cosas bien y sobre todo con mucha responsabilidad.

Al parecer todo esto lo consideró muy bien nuestra amiga Kimberley Vlaeminck, quién fué con toda la disposición a ponerse tres estrellitas debajo del ojo -quiero pensar que como Kat Von D y no al puro estilo de la escoria Salvadoreña: Los Maras Salvatrucha- pero que por un motivo del cual se desconoce cual es el verdadero, terminó con... no 6 ni 7, sino con 56 estrellitas en el rostro, hagánme el rechingado favor.

La noticia se difundió hace un par de días, se dice que la chica se quedó dormida mientras le hacían los tatuajes, lo cual me parece la pendejada más grande del mundo... cuándo yo me tatué no podía pensar en otra cosa que no fuera la aguja perforando cada poro de mi piel, no mamen... como iba a yo a dormirme. Pero a ella seguramente la relajo tanto el dolor, que terminó dormida y con la mitad de su rostro completamente estrellado.

Según la versión del tatuador, Vlaeminck estaba de acuerdo con las 56 estrellitas, que jamás se quedó dormida y que salió satisfecha del local, además de que afirma tener testigos que avalan su declaración, pero que cuando el padre y el novio de la chica vieron el desmadre que tenía en la cara se molestaron tanto que Vlaeminck no pudo atinar a otra cosa, que culpar al tatuador de ese desastre facial, lo cual me parece más sensato ya que tomando en cuenta el tamaño de las estrellas se me hace muy tonto que alguién pudiera quedarse dormido.

Ahorita la chica tiene depresión y le da pena salir a la calle, pero para que se anda tatuando el rostro yo, en mi muy humilde opinión la pensaría más de dos veces antes de hacer algo así en la cara, no es como las demás partes del cuerpo en las que tienes la ventaja de ocultar un mal trabajo con un sueter o con el pantalón, aunque claro si eres luchador del CMLL otra cosa sería, la máscara sería suficiente para cubrir tu desgracia jajaja.

Y con ustedes *redobles muchos redobles...* Kimberley Vlaeminck:



Y ahora... Kat Von D:





Por último, si se van a tatuar la cara piensen primero en la chica belga y si despues de eso aún tienen la intención, que Dios los acompañe.

3 comentarios:

  1. Q pinche vieja tan pendeja. Bueno pudiera haber sido peor y en lugar de estrellitas hubiera entendido verguitas, jajaja

    se que no rima pero hubiera estado con madres

    ResponderEliminar
  2. Neta que si parece una mara, hahaha le falta el numero 13 y ya estuvo.

    ResponderEliminar
  3. Ya confesó que mintió, si quería las veintemil estrellitas jaja pero le dio miedo que la regañara su papá por eso inventó el cuento...
    Yo si me tatuara alguna vez, escogería una luna, me gusta mucho esa imagen.. Saludos Sorel!!

    ResponderEliminar

Aclaración y quejas.