Ir al contenido principal

El poder de una playera de Metallica.

Hoy un chico desconocido de no más de 17 años, me compró cigarrillos sólo por que traía una camiseta de Metallica.

El dijo algo así:
Es raro ver a una mujer que le guste esa música y que traiga un playera de Metallica.


Y hasta me invitó a pasear con él y sus amigos preparatorianos, jajaja.




Ya tengo un nuevo amigui, que emoción.

Comentarios

  1. indeed, es reteharto extraño, como si fuera una señal de algo. Generalmente cuando detecto una discrepancia asi suelo teorizar extrapolando todas las posibilidades.

    Al final, la razon mas obvia es la que suele ser y me doy cuenta que para que tanto brincar si el suelo esta muy firme.

    En fin, ya esta mi blog listo para el olvido.

    ResponderEliminar
  2. JaJa mamon un pinche blog nada mas xD nunk lo habia visto hasta ahora q ando buscando la playera de metallica con el craneo q me latio un buenm pero ya ni dinero traia jajaja bno de ke es raro verlas con una playera es algo raro de ke es raro k les guste ps no de echo no mucho xD de ke le hayas vendido cigarros pake lo induces al viciooo xD jajaja ni pex yo tambn fumo jajaja kmaras si saben donde comprar playeras como las k vendian afuera del concert avisan a mi Metro xD UN PINCHE BLOG NOMAS jajajaja no me deja de agradar esa madre

    ResponderEliminar
  3. OwO denuevo yo bn metiche fui a tus entradas xD por she chismoso no como todos los shikos q no tienen nada ke hacer a las am ke hora es am dejame ver 8 de la mañana casi xD toncs vi tu cuento relato e infotunada historia de ps eso xD el caso esk al ultimo escribiste Yisus y yo asi de o demonios yo no la odio xD ni la conosco no se si la odio el caso esk digo esto pork mis amigos compas conocidos y etc me dicen Yisus y cuando traigo gorra los ignorantes gritan Chris Angel (Gente Pendeja) xD pero bno el caso esk no te odio cumplire tus plegarias si als haces xD kmara bye

    Pd algo q nunk debes hacer bno de echo si vale la pena xD es ir al concert de metallica con una infeccion masiva en la garganta y gritar hasta ams no poder k tosas y mueras y sientas q la cabeza te va explotar

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja!!! a ver a ver no, YO NO LE VENDÍ CIGARROS, el me compró cigarrillos para que yo los fumara jaja fué amablemente con una señora y me los trajo, solo por la playera. Nada más Jojo.

    ResponderEliminar
  5. YoNa tiene un grave problema escribiendo, y no me sorprende que su alterado sentido de la narrativa le hayan hecho entender que tu le habias vendido cigarros a los escuincles, WTF!

    En fin, ninguna de las playeras de bandas de metal que tengo las he comprado en conciertos, aparte de que me caga hacer fila no me late comprar caro no'mas porque si.

    En otros tiempos me cagaria un chingo ver pubertos en un concierto de metallica, pero aceptemoslo, metallica ya decayó cabron, sino fuera por sus primeros discos ni los hubiera ido a ver.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Aclaración y quejas.

Entradas populares de este blog

Una mañana

Todo fue tan raro. Cuando desperté la cama estaba vacía, había recuerdos por toda la habitación. Las cortinas serpenteaban con las ligeras ráfagas de viento que entraban por mi ventana. Escuchaba claramente el paso de los vehículos, el sonido del ventilador, la radio que solo sintoniza una estación sin ponerse loca. Tenía los ojos rojos de tanto llorar, no recordaba en que momento me había quedado dormida. La espalda me ardía, el corazón latía con fuerza, como si se fuera a salir de su lugar, la alarma de mi teléfono celular comenzó a sonar, faltaban cinco minutos para las seis de la mañana. Era lunes. Me levanté como pude y me acerqué a la cafetera a servirme una taza, no había nada, lo olvidé anoche. Saqué la bolsa de la alacena y puse a funcionar la máquina. Caminé descalza por toda la casa, sintiendo el frío del suelo, caminaba de un lado a otro sin saber donde detenerme ¿detenerme para qué? Nunca lo supe. Entré en la regadera y abrí la llave del agua fría, me caló todos los hues…

Pequeña libreta roja.

Algún día voy a escribir nuestra historia, para que sepan que la vida es lo mejor que nos puede pasar. 28 de agosto de 2015.
Le escribí aquello hace un par de años en una libreta roja, que ahora tengo de vuelta, le escribí porque estaba por salir de viaje a Orlando, era la primera vez que viajaba completamente sola y estaba aterrada, le habían contado un montón de cosas acerca del aeropuerto de Dallas y de cómo tenía que moverse a la velocidad de los chitas antes de que los montones de orientales, desembocaran en ese lugar cómo un cardumen de atún. Aquella libreta me la regaló una de mis mejores amigas en una ida a un café que con el tiempo dejó de existir, siempre me ha gustado que me regalen libretas, aunque casi siempre termino por abandonarlas un tiempo. Me pareció una idea escribirle algo y que se lo llevara, la libreta es pequeña, no le iba ocupar mucho espacio. Siempre he sido pésima para elegir obsequios, pero me pareció la mejor idea del mundo que la llevara. Me gustaba la idea…

Mañana.

Hoy es el último día que te escribo. Hoy me despido de ti. Hoy dejo de ser la mujer que más te ama para convertirme en la que más te amó. Te escribí esto en el cuaderno que me regalaste y que por años ha guardado todo eso que siento por ti. Lo he escrito ahí para que cuando tenga ganas de buscarte, pueda abrirlo en la página correcta y detenerme antes de cometer una locura.
Te escribo porque es la única forma que tengo para no romperme, porque ganas de llamarte no me han faltado y caigo en cuenta de que si llegaras a contestar, no sé qué te diría. No sabría de que hablar. No sabría que hacer. Ya sabes que para mí siempre ha sido mejor escribir.
Ése cuaderno no sólo guarda algunas formas de lo que ha sido mi amor por ti, también guarda la última rosa que me regalaste y que con el paso de los meses se ha ido secando. Así como se fue secando tu amor por mí.
Te escribo como nunca me sentí capaz de hacerlo: Con tristeza, enojo, con ganas de llorar. Pero me aguanto porque ya no queda de ot…