junio 19, 2009

Durmiendo con el enemigo.

Ya pasó el concierto de Ágora y como era de esperarse lo disfruté bastante, dieron más de lo que esperaba, la cerveza estaba barata y fuí muy muy feliz y me compré una playerita del festival. El domingo también la pase bien dentro de lo que cabe, con una cruda de su pinche cabrón y dolor corporal como si hubiera tenido sexo hard core la noche anterior, pero a final de cuentas rico y haría bastante mal en quejarme.

El lunes (pinche lunes) empezó mi semana peor de lo que me esperaba, la señorita del banco no me quería cambiar mi cheque que estuve esperando por casi un mes, no era mucho dinero... PERO ERA MI DINERO. Me hizo esperar un chingo, pero un chingo... ya hasta que al final le dió su pendeja gana para atenderme como la gente normal y me dió mi efectivo, me fuí molesta tirando mierdas... pero ya era rica.

Le dí a mi mamá su parte (por que yo le doy dinero a mi mamá) y lo otro lo guardé para pagar deudas y ya valió verga, no me quedo nada. En la noche iba a ser la expo de fotografía, pintura y sabrá el altísimo que más donde una amiga iba a ir de expositora a restregarles en la cara a todos lo cabrona que es para eso de los retratos jaja y yo no pensaba asistir por dos razones:

1. Tenía hueva.
2. Sabía que todo saldría mal.

La hueva se me quitó, me metí a bañar y agarre camino para el lugar. Compre cigarrillos para eliminar el estress y la incomodidad que me provocaría estar ahí, pero como soy bien valiente no me heché para atrás. Entré y todo ese valor y fortaleza y poder supersayayin que traía valió madre -como lo esperaba- y lo úncio que atiné fué a poner una cara de imbecil me-vale-madre-todo-y-nadie-me-lo-cree.

YO NO SOY QUIEN para decirle a mis amigos con quién puede tener una amistad y con quién no, pero cuando terminas mal con alguién -por pendejadas- sólo atinas a refugiarte con tus compas, pero que pasa cuando las dos partes estan en un lugar y están a "jiji jaja bla bla bla sonrisa de oreja a oreja" no digo que sean mamadas, pero que pinche feo se siente... neta (Y aquí es dónde me pongo en el lugar de Wendy y le ofresco una disculpa pública -en caso de que lo vea- Perdonáme güey).

Independientemente de mi odio irrefutable que siento y que no fué gratis, me caga el hecho de que ya ni con mis amigos pueda estar comoda tranquila y tirar mierda de la gente que me caga en forma sarcastica, cómo le dije a Abdil de seguir asi vamos a terminar viviendo en un cerro con las chivitas o formar una aldea con pura gente que valga la pena -que veo más factible la segunda opción-.

No mamen estoy enojada desde las 8:30 pm del lunes a la fecha y el día que ya no pueda con todo esto, no se que pueda pasar... es que neta, pinche gente.



(Si algo malo hice a lo largo de mi vida, lo estoy pagando bien caro y en abonos)



A la otra no vuelvo a escribir cosas que abusen de la frase "no te quiero volver a ver" por que -como diría mi abuelita- sale peor el remedio que la enfermedad ¬¬.

1 comentario:

  1. Dejame ver, no puedes hablar mal de las demas personas con tus amigos porque ellos son amiguis de los que hablas mal.

    Yo suelo hacer eso (aunque con personas porque no tengo amigos, sni, snif) la diferencia es que lo que digo es cierto e irrefutable, muchos se molestan porque no creen que yo pueda/deba hablar mal de alguien, pero nunca porque este diciendo mentiras. Ya bien lo dicen: la verdad duele, muajajaja.

    Claro, tus amiguis podran ya no ser tus amiguis, oh so bad. Otra cosa, puedes hablar mal de alguien con tus amiguis y ese alguien presente; realmente eso si es ser transgresivo y te pone la adrenalina a mil.

    ResponderEliminar

Aclaración y quejas.