Ir al contenido principal

De Conciertos y pruebas del odio que Yísus me tiene.

Seguramente eran como las 2 de la mañana, cuando iba saliendo del Furgón uno de los lugares mas visitados por mí en aquel entonces y cuando la vida era más bella. Nuestra entrada y salida siempre era por el área del estacionamiento o más vulgarmente dicho, por la puerta trasera. La puerta principal daba a un restaurant-bar también parte del furgón pero que tenía otro nombre, del que no me acuerdo.

En la entrada al estacionamiento había un portón enorme el cual servía de periódico mural, bueno ese y el poste de luz que estaba enfrente. Siempre tapizado de propaganda para nuevos eventos y de buena calidad (no como los de ahora), y yo como coleccionista que era, despegué uno que se veía bien bonito, por lo regular los carteles bien elaborados y que no son una vil copia en grises, habla mucho del evento y de que probablemente éste estará buenísimo (Al menos en mi criterio así es).

Anteriormente había escuchado de ellos, pero yo no era tan tan tan fan, pero aún así me sentía con ganas de ir ya nada más me faltaba el dinero.
El concierto lamentablemente fue cancelado, por un accidente que tuvieron cuando se dirigían a una presentación en Chiapas. Algunas de las bandas laguneras y reconocidas de aquel tiempo, se unieron para dar un concierto en beneficio a Ágora, para tenerlos pronto de vuelta. Creo que queda más que claro, por que no fui.

Fue hasta después de un año que regresaron (para eso yo ya me había convertido en una fans enamorada) y el mismo día de la tocada, nada más que por la tarde dieron una clínica de guitarra en una tienda conocidísima de instrumentos de por aquí, firmaron autógrafos y se tomaron fotos con todos sus fanses y yo no desaproveché la oportunidad, era como una puberta persiguiendo a los Backstreet Boys. Por cuestiones monetarias y familiares, no fuí y al siguiente día todos me presumieron lo bueno que había estado el concierto y sobre todo, la dedicatoria qué le hicieron a una amiga, con la rola de Renacer... He de aclarar que jamás había sentido tanta envidia, como esa vez. Hasta aquí es otra prueba viviente de que de plano Yísus me odia.

Siendo 2009 y después de haber tenido el peor año (2008, jaja de plano me llovió en ese año, pos que habré hecho) en cuánto a eventos locales se refiere me cae la noticia del Laguna Metal Fest, un evento dónde 14 bandas tanto locales como de fuera compartirán escenario, entre ellos: Ira, Advent, Solaria (de las mejores bandas locales que he escuchado en mi asquerosa vida, snif) STRIKE MASTER ♥, PACAL ♥, Avatar(a quienes ignoré vilmente cuándo fueron teloneros de Arch Enemy ♥ en Monterrey pero es que la emoción, snif) y sí.... ¡¡¡¡ÁgorA!!!! .

Y seguramente ustedes pensarán en que en estos momentos gozo de una felicidad y excitación infinita por ver a una de mis bandas mexicanas favoritas por excelencia después de los chilanguisimos de Lvzbel, pues no... no lo estoy. Y no lo estoy por una sola razón faltan 10 días para el evento y los boletos todavía no están a la venta y deseguro ya no harán válida la promoción de 2 boletos por $300, que según ésto sólo era en mayo y ahora tendré que pagar $200 por un solo boleto y no es qué me duela pagarlos, pero es que pinches malas organizaciones... éste tipo de detalles provoca que la gente no apoye los eventos buenos.

Es aquí cuándo creo firmemente en que tanto los organizadores como los fans from hell tienen mucha culpa cuando digo que en La Laguna no hay eventos buenos. Los fans from hell no apoyan por que algunos son caros, pero si viene Mägo de Oz venden hasta sus pinches huevos y los boletos de Mägo de Oz están más caros que los de Shakira, ni qué tocarán tan chido los pendejos pero aún así tengan precios accesibles no van, por que son fans from hell de a peso y los organizadores no se ponen a pensar en ese tipo de situaciones, ojalá llegue un salvador que nos traiga a buenas bandas, como cuándo trajeron a Deicide y Asesino ♥ y la escena mérol vuelva a la vida y pueda ir a ver a Lvzbel al studio alameda como en los viejos tiempos :).


Foto del recuerdo (Qué no tiene nada que ver con ÁgorA (♥) pero me acordé y me emocioné y por eso):

Lvzbel, 14 de noviembre 2005 Studio Alameda.

Comentarios

  1. Uhh cuando Agora fue a Cd. Obregón (rancho vecino al mío, aquí nunca viene nadie chido) pues no era fans y me lo perdí... Ya rectifiqué mi error, aclaro. Ahora solo espero que se acuerden de estos rumbos olvidados y pues quieran regresar...
    Mago de Oz nomas no me gusta.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Aclaración y quejas.

Entradas populares de este blog

Una mañana

Todo fue tan raro. Cuando desperté la cama estaba vacía, había recuerdos por toda la habitación. Las cortinas serpenteaban con las ligeras ráfagas de viento que entraban por mi ventana. Escuchaba claramente el paso de los vehículos, el sonido del ventilador, la radio que solo sintoniza una estación sin ponerse loca. Tenía los ojos rojos de tanto llorar, no recordaba en que momento me había quedado dormida. La espalda me ardía, el corazón latía con fuerza, como si se fuera a salir de su lugar, la alarma de mi teléfono celular comenzó a sonar, faltaban cinco minutos para las seis de la mañana. Era lunes. Me levanté como pude y me acerqué a la cafetera a servirme una taza, no había nada, lo olvidé anoche. Saqué la bolsa de la alacena y puse a funcionar la máquina. Caminé descalza por toda la casa, sintiendo el frío del suelo, caminaba de un lado a otro sin saber donde detenerme ¿detenerme para qué? Nunca lo supe. Entré en la regadera y abrí la llave del agua fría, me caló todos los hues…

Pequeña libreta roja.

Algún día voy a escribir nuestra historia, para que sepan que la vida es lo mejor que nos puede pasar. 28 de agosto de 2015.
Le escribí aquello hace un par de años en una libreta roja, que ahora tengo de vuelta, le escribí porque estaba por salir de viaje a Orlando, era la primera vez que viajaba completamente sola y estaba aterrada, le habían contado un montón de cosas acerca del aeropuerto de Dallas y de cómo tenía que moverse a la velocidad de los chitas antes de que los montones de orientales, desembocaran en ese lugar cómo un cardumen de atún. Aquella libreta me la regaló una de mis mejores amigas en una ida a un café que con el tiempo dejó de existir, siempre me ha gustado que me regalen libretas, aunque casi siempre termino por abandonarlas un tiempo. Me pareció una idea escribirle algo y que se lo llevara, la libreta es pequeña, no le iba ocupar mucho espacio. Siempre he sido pésima para elegir obsequios, pero me pareció la mejor idea del mundo que la llevara. Me gustaba la idea…

Mañana.

Hoy es el último día que te escribo. Hoy me despido de ti. Hoy dejo de ser la mujer que más te ama para convertirme en la que más te amó. Te escribí esto en el cuaderno que me regalaste y que por años ha guardado todo eso que siento por ti. Lo he escrito ahí para que cuando tenga ganas de buscarte, pueda abrirlo en la página correcta y detenerme antes de cometer una locura.
Te escribo porque es la única forma que tengo para no romperme, porque ganas de llamarte no me han faltado y caigo en cuenta de que si llegaras a contestar, no sé qué te diría. No sabría de que hablar. No sabría que hacer. Ya sabes que para mí siempre ha sido mejor escribir.
Ése cuaderno no sólo guarda algunas formas de lo que ha sido mi amor por ti, también guarda la última rosa que me regalaste y que con el paso de los meses se ha ido secando. Así como se fue secando tu amor por mí.
Te escribo como nunca me sentí capaz de hacerlo: Con tristeza, enojo, con ganas de llorar. Pero me aguanto porque ya no queda de ot…