junio 09, 2009

Bajo la tierra.

Infinidad de sentimientos albergados en un diminuto lugar, diferentes sensaciones que le den un toque a cada día de la semana y el final, se torna tan igual, tan simple.
Cada movimiento tuyo destruye una parte de mí, invade nuestros recuerdos compartidos y trata de sustituirlos con un odio que no debo sentir. Haré bien o mal el pensarte diariamente, estarás bien, ¿serás feliz?, ¿cómo va todo? y me respondo yo sola, pensando inútilmente en qué tal vez aún seas capaz de recordarme.

Ni todos los tragos de whiskey, ni todas las relaciones ocasionales han servido para borrar tu aroma que ha quedado tatuado en mi piel, tan profundo y doloroso como cualquier otro.
No creo en el tiempo como el sanador de todo mal, mucho menos me creo capaz de olvidar... ¿que debo olvidar?.
¿Qué te necesito?, jamás lo he negado más no significa que quiera volverte a ver. Dicen que te amo, eso es algo que con toda seguridad puedes creer y tienes mi palabra de que así será hasta que tú te preguntes un ¿por qué?.

No voy a discutir mis razones bajo un texto que quizá jamás entiendas, no voy a entrar en situaciones que me hagan ver como villana en un cuento. No quiero romper tu burbuja de ensueño en la que te pierdes por completo, creo que por lo menos ahí eres felíz.
Yo tengo algo que anhelas, pero que la costumbre no te deja ver, tú tienes algo que deseo y los deseos nunca se me han hecho realidad.

He dejado de soñarte y de imaginar que regresas, caminando con tu seguridad caracteristica y con una marcada sonrisa en ese perfecto rostro. No quiero volverte a ver.
Dicen que tengo que enterrar el pasado, que vivir el presente es lo de hoy, dicen también que no necesarimente debo olvidar a final de cuentas, nunca tuvimos nada.

Hoy te dejo una historia bajo la tierra, dónde pondré un hermoso jardín de rosas rojas que señalarán nuestro fin y marcarán mi anhelado principio. Espero que cuándo eso suceda, sigas igual de feliz y que nadie sea capaz de destruir esa dicha. Ya no te estoy esperando, tampoco te quiero volver a ver, mis alas han sanado y ahora solo quieren volar.


2 comentarios:

  1. mmm, podria decir muchas cosas, analisis objetivos derivados de malas experiencias pero... pudiera sonar muy ojete y la neta no creo que valga la pena.

    ResponderEliminar
  2. ahh, sabía que tenía que responderte algo pero leí tu texto y se me fué el pedo pedo...

    a mí si me gustó bastante, de todas formas.
    saludos!

    ResponderEliminar

Aclaración y quejas.