Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2009

Soy un desastre, en serio.

Ya desperté de mi letargo, ya recuperé mi energía y ya recogí todas las latas de cerveza y colillas de cigarro del lugar dónde vivo y por eso ya estoy aquí posteando. Había perdido la memoria e incluso he llegado a la conclusión de que para mí el domingo jamás existió, nunca lo viví y por ende jamás recuperaré todo lo que pude haber hecho ese día. Ya pasó la fiesta hippie de mi amiga, en la que sólo ella fue la única que se disfrazó... a mi al final me dio harta hueva, pero que rica estuvo la pisteada.

Total que otra amiga cumple años mañana y ya será legal en todo el mundo y podremos gastar nuestra fortuna juntas en las vegas, pero yo no me acordaba (no les digo que perdí la memoria) sino que platicando amenamente por el MSN me dijo: Güey caile a mi casa el miércoles para ver que armamos. WTF? pensé yo, por que en miércoles no mames, apenas me estoy recuperando de una y ya estoy en otra. Así que tratando de atraer los recuerdos a mi mente me llegó un mensaje en letras gigantescas y de…

Estrellita dónde estás.

A mí las estrellas me gustan mucho, tanto que me tatué 3 en el brazo derecho en color azul. He pensado en ponerme otras dos pero aún no decido dónde, todavía me queda el suficiente espacio y sobre todo, tiempo para decidirlo, hacer las cosas bien y sobre todo con mucha responsabilidad.

Al parecer todo esto lo consideró muy bien nuestra amiga Kimberley Vlaeminck, quién fué con toda la disposición a ponerse tres estrellitas debajo del ojo -quiero pensar que como Kat Von D y no al puro estilo de la escoria Salvadoreña: Los Maras Salvatrucha- pero que por un motivo del cual se desconoce cual es el verdadero, terminó con... no 6 ni 7, sino con 56 estrellitas en el rostro, hagánme el rechingado favor.

La noticia se difundió hace un par de días, se dice que la chica se quedó dormida mientras le hacían los tatuajes, lo cual me parece la pendejada más grande del mundo... cuándo yo me tatué no podía pensar en otra cosa que no fuera la aguja perforando cada poro de mi piel, no mamen... como iba a …

Que llueva que llueva la virgen de la cueva.

Hay una frase que dice, cuándo no me llueva me relampaguea o una cosa así yo no sé, pero la he escuchado algunas veces. Ayer llovió y me caga (no la lluvia, bueno sí) por que aquí nada más llueve por 28 minutos y la región es declarada como zona de desastre y las calles se inhundan y yo debo transportarme en gondolas y me es imposible vagar por el centro histórico (que con la "remodelación" quedó de lo más pinche e inseguro) sin mojarme.

Descubrí que Torreón apesta con la humedad, que a los viejitos de la plaza de armas llueva, truene o relampagué, no dejarán de ir a bailar y/o cantar y qué cuando un niño pequeño y bodoque está en la orilla de una fuente intentando alcanzar una botella de seven up, lo más sano es llegar por la espalda y aventarlo para que caiga al agua, lo pensé pero no lo hice por que mis amigos no me lo permitieron.

Antes antes, Torreón era un basurero y con ésto no quiero decir qué esté infestado de cholos, darquetos y emos, me refiero a la otra basura.
Aye…

Durmiendo con el enemigo.

Ya pasó el concierto de Ágora y como era de esperarse lo disfruté bastante, dieron más de lo que esperaba, la cerveza estaba barata y fuí muy muy feliz y me compré una playerita del festival. El domingo también la pase bien dentro de lo que cabe, con una cruda de su pinche cabrón y dolor corporal como si hubiera tenido sexo hard core la noche anterior, pero a final de cuentas rico y haría bastante mal en quejarme.

El lunes (pinche lunes) empezó mi semana peor de lo que me esperaba, la señorita del banco no me quería cambiar mi cheque que estuve esperando por casi un mes, no era mucho dinero... PERO ERA MI DINERO. Me hizo esperar un chingo, pero un chingo... ya hasta que al final le dió su pendeja gana para atenderme como la gente normal y me dió mi efectivo, me fuí molesta tirando mierdas... pero ya era rica.

Le dí a mi mamá su parte (por que yo le doy dinero a mi mamá) y lo otro lo guardé para pagar deudas y ya valió verga, no me quedo nada. En la noche iba a ser la expo de fotografía,…

¡No tire barusa champ!.

Saben, mi abuelo tiene completo de Dios Todopoderoso, él es capaz de crear y destruir la materia si se lo propone o en el peor de los casos, llegar a provocar mi muerte con pequeñas explosiones en las entradas eléctricas de la cocina; hasta ahora he sobrevivido.
El martes pasado hubo una ligera tormenta, mucho aire, relampagos y algunos truenos y una lluviesita que lo único que provocó fue un bochornoso clima. Algunos minutos despues la luz se fué, nos dejo a nuestra suerte, extrañamente eramos los únicos que no teníamos el servicio y que obviamente la tormenta no había tenido vela en éste entierro.

Total que toda la noche y prácticamente todo el miercoles, no tuve luz, ni nada y mi celular se descargó y yo me deprimí muy feo. Cuándo vengo del parque en las mañanas, utilizo una vía alterna en la que corto un considerable tramo de camino y tiene buena vista, hay una casa de citas jojo, y en contraesquina de ese finísimo lugar hay una casita humilde que antes antes, digamos una semana. Es…

Bajo la tierra.

Infinidad de sentimientos albergados en un diminuto lugar, diferentes sensaciones que le den un toque a cada día de la semana y el final, se torna tan igual, tan simple.
Cada movimiento tuyo destruye una parte de mí, invade nuestros recuerdos compartidos y trata de sustituirlos con un odio que no debo sentir. Haré bien o mal el pensarte diariamente, estarás bien, ¿serás feliz?, ¿cómo va todo? y me respondo yo sola, pensando inútilmente en qué tal vez aún seas capaz de recordarme.

Ni todos los tragos de whiskey, ni todas las relaciones ocasionales han servido para borrar tu aroma que ha quedado tatuado en mi piel, tan profundo y doloroso como cualquier otro.
No creo en el tiempo como el sanador de todo mal, mucho menos me creo capaz de olvidar... ¿que debo olvidar?.
¿Qué te necesito?, jamás lo he negado más no significa que quiera volverte a ver. Dicen que te amo, eso es algo que con toda seguridad puedes creer y tienes mi palabra de que así será hasta que tú te preguntes un ¿por qué?.

No v…

El poder de una playera de Metallica.

Hoy un chico desconocido de no más de 17 años, me compró cigarrillos sólo por que traía una camiseta de Metallica.

El dijo algo así:
Es raro ver a una mujer que le guste esa música y que traiga un playera de Metallica.


Y hasta me invitó a pasear con él y sus amigos preparatorianos, jajaja.




Ya tengo un nuevo amigui, que emoción.

Crónicas de hoy (O más bien una descripción detallada de lo que no se debe de hacer).

Ya me lo esperaba, ya lo esperaba y es que si no era hoy era hasta mañana y que bueno que fue hoy. Fuí en contra de los designios de la naturaleza de toda mujer y dije: ¡Sí puedo!.
Me puse mis pans, me amarré el cabello y busqué mis lentes más oscuros para que cuando el sol empezara a reventar sus rayos en mi cara pos no me calara tanto. Total que desde unos días he estado cambiando cosas de mi vida que antes, ni por la mente me habían pasado. Por ejemplo: Irme todas las pinches mañanas a hacer menesteres deportivos al parque como la gente sana.

Pues hoy iba yo bien feliz y con toda la pila mañanera a hacer el doble de mi rutina, por que ayer mi mamá me prohibió quedarme a realizar mis actividades ya que había harto PFP, un Ford K volteado (Casi casi en la banqueta el pobre carrito) y dos patrullas de Policía y no vaya a ser que me adjudiquen un crimen que no cometí, por que esa suerte tengo... Según mi santa madre, pos que le hago caso, por que que ustedes digan soy bien machin... pos …

De Conciertos y pruebas del odio que Yísus me tiene.

Seguramente eran como las 2 de la mañana, cuando iba saliendo del Furgón uno de los lugares mas visitados por mí en aquel entonces y cuando la vida era más bella. Nuestra entrada y salida siempre era por el área del estacionamiento o más vulgarmente dicho, por la puerta trasera. La puerta principal daba a un restaurant-bar también parte del furgón pero que tenía otro nombre, del que no me acuerdo.

En la entrada al estacionamiento había un portón enorme el cual servía de periódico mural, bueno ese y el poste de luz que estaba enfrente. Siempre tapizado de propaganda para nuevos eventos y de buena calidad (no como los de ahora), y yo como coleccionista que era, despegué uno que se veía bien bonito, por lo regular los carteles bien elaborados y que no son una vil copia en grises, habla mucho del evento y de que probablemente éste estará buenísimo (Al menos en mi criterio así es).

Anteriormente había escuchado de ellos, pero yo no era tan tan tan fan, pero aún así me sentía con ganas de ir …

Hippie por un día.

Si yo hubiera nacido en 1945, seguramente habría vivido a plenitud el movimiento hippie y me habría colgado hasta un craneo humano en el cuello como los medicos brujos. Pero no, nací a finales de los 80 y ya no valió verga, por qué me toco la peor etapa musical de la humanidad, los colores electricos, las plataformas en los tenis, Fey y sabrá Dios que otras aberraciones, lo rescatable y que marcó mis años 90's y que descubri ya casi al final de estos, fue un "Cowboys from hell" y un "Vulgar Diplay of Power" ♥.

Alguna vez tuve la idea loca de comprar una combi de esas de la Volkswagen, aunque sin flores y colores psicodelicos, eso no es para mí, más bien quería un estilo surf y con un mp3 que reproduciera única y exclusivamente rolas de PanterA.
Cuándo tenía 16 años y tuve mi primer contacto con una persona de mis mismos gustos y que no estuviera en la prepa, traiamos unas ondas oscuras y nos derretíamos por comprar botas new rock (aún nos derretimos por comprar b…