Ir al contenido principal

¿Me da pa un pan?

Ayer comprendí que si quiero hacer algo importante de mi vida, lo primero que debo hacer es acostarme socializar con las grandes influencias de la ciudad, de no ser así mi arte, jamás será tomado en cuenta.

La noche de ayer en la Casa de la Cultura, se llevó a cabo el II Concurso de Fotografía, con tematica sobre el día de la mujer y esas cosas que le festejan a una, aunque sigamos igual de pendejas y no sepamos estacionar un coche como Dios manda.
La ceremonia se retrasó algunos minutos ya qué para comenzar, necesitaban forzosamente la presencia del alcalde de la ciudad. Afortunadamente llegó y todo pudo comenzar sin más contratiempos a excepción de la parte en que a mitad de la ceremonia le timbró el celular, pero como es el alcalde puede hacer lo que el quiera y nadie le dice nada.

Es la primera vez que asistía a una exposición de fotografía y yo iba con grandes expectativas (y por panesillos), esperaba ver fotos tremendamente hermosas y con un contenido impactante, además de conocer a los grandes tres primeros lugares y pedirles un autrografo y también decirles que cuando sea grande quiero ser tan buena como ellos. Lamentablemente las cosas en la vida real son de otro modo, fué ahí cuando tomé la decisión de entrar al próximo concurso...

En mi vida, había visto fotos tan horribles y vaya que he visto muchas, no en exposiciones pero sí. He de aceptar que no tengo nociones de fotografa, cómo que no es lo mío pero se cuando algo no está bien hecho, tengo ese don y creanme que la foto de la mujer bombero gorda tomada especificamente para subirla a un metroflog, no tenía nada, absolutamente nada que hacer en una exposición tan formal.

Ojalá se pudiera demandar a los fotografos que ganaron, por agresión visual y por robarse todos los panesillos. Pero como les dije al principio, cuando uno se acuesta socializa con gente de gran influencia en la ciudad, no hay nada que se pueda hacer contra ello, así que con su permiso voy a hacer amiguis nuevos para que en el próximo concurso de fotografía me gane $10,000 y les invite las chelas y unos panesillos por si les da hambre.

Comentarios

  1. A pues si ese es el caso hay muchas fotos basura en la red para poder concursar, basta con entrar a la pagina de metroflog, ahora que si quiere poner fotos grotescas (como la de la bombera) hay muchos sitios porno amateurs de donde sacar, ---no es que yo ande visitanto esos sitios -cof-cof....
    Ya se, me tomare una foto ahogado de borracho tomando viva villa tirado en una banqueta y entramos al concurso, asi me enbriago entre semana y nos ganamos el premio.

    (Soy un desqueaserado)

    ResponderEliminar
  2. todos nos quedaremos ciegos de ver tantas pinches malas fotos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Aclaración y quejas.

Entradas populares de este blog

Una mañana

Todo fue tan raro. Cuando desperté la cama estaba vacía, había recuerdos por toda la habitación. Las cortinas serpenteaban con las ligeras ráfagas de viento que entraban por mi ventana. Escuchaba claramente el paso de los vehículos, el sonido del ventilador, la radio que solo sintoniza una estación sin ponerse loca. Tenía los ojos rojos de tanto llorar, no recordaba en que momento me había quedado dormida. La espalda me ardía, el corazón latía con fuerza, como si se fuera a salir de su lugar, la alarma de mi teléfono celular comenzó a sonar, faltaban cinco minutos para las seis de la mañana. Era lunes. Me levanté como pude y me acerqué a la cafetera a servirme una taza, no había nada, lo olvidé anoche. Saqué la bolsa de la alacena y puse a funcionar la máquina. Caminé descalza por toda la casa, sintiendo el frío del suelo, caminaba de un lado a otro sin saber donde detenerme ¿detenerme para qué? Nunca lo supe. Entré en la regadera y abrí la llave del agua fría, me caló todos los hues…

Pequeña libreta roja.

Algún día voy a escribir nuestra historia, para que sepan que la vida es lo mejor que nos puede pasar. 28 de agosto de 2015.
Le escribí aquello hace un par de años en una libreta roja, que ahora tengo de vuelta, le escribí porque estaba por salir de viaje a Orlando, era la primera vez que viajaba completamente sola y estaba aterrada, le habían contado un montón de cosas acerca del aeropuerto de Dallas y de cómo tenía que moverse a la velocidad de los chitas antes de que los montones de orientales, desembocaran en ese lugar cómo un cardumen de atún. Aquella libreta me la regaló una de mis mejores amigas en una ida a un café que con el tiempo dejó de existir, siempre me ha gustado que me regalen libretas, aunque casi siempre termino por abandonarlas un tiempo. Me pareció una idea escribirle algo y que se lo llevara, la libreta es pequeña, no le iba ocupar mucho espacio. Siempre he sido pésima para elegir obsequios, pero me pareció la mejor idea del mundo que la llevara. Me gustaba la idea…

Mañana.

Hoy es el último día que te escribo. Hoy me despido de ti. Hoy dejo de ser la mujer que más te ama para convertirme en la que más te amó. Te escribí esto en el cuaderno que me regalaste y que por años ha guardado todo eso que siento por ti. Lo he escrito ahí para que cuando tenga ganas de buscarte, pueda abrirlo en la página correcta y detenerme antes de cometer una locura.
Te escribo porque es la única forma que tengo para no romperme, porque ganas de llamarte no me han faltado y caigo en cuenta de que si llegaras a contestar, no sé qué te diría. No sabría de que hablar. No sabría que hacer. Ya sabes que para mí siempre ha sido mejor escribir.
Ése cuaderno no sólo guarda algunas formas de lo que ha sido mi amor por ti, también guarda la última rosa que me regalaste y que con el paso de los meses se ha ido secando. Así como se fue secando tu amor por mí.
Te escribo como nunca me sentí capaz de hacerlo: Con tristeza, enojo, con ganas de llorar. Pero me aguanto porque ya no queda de ot…