marzo 24, 2009

¿Existe una regla que prohiba la publicación de 2 o más entradas en un día?

Ando bien animosa y con ganas de escribirle a todo el mundo, de hecho estoy en la búsqueda del mail de quién fuera mi más grande amor en la preparatoria y que por cierto me mando al demonio en plena novatada y luego me rogó... 25 minutos despues de batearme. No es que quiera reavivar nuestro romance -que nunca se dió como me hubiera gustado- ni mucho menos volver a frecuentarnos como en aquellos días, juro por Diosito que no se trata de eso, más bien tengo el morbo de saber si ya se casó y con quién. Tengo la ligera sospecha de que algo que nos unía inconcientemente era el placer de mostrarle uno al otro quién era su pareja en turno, malditas relaciones enfermas en las que me meto.

Me atrevo a decir que él es la única persona en todo el mundo por la que he sentido los celos (y yo no soy celosa) más pinches, que de no ser por "Coconito" y sus consejos de señora mayor, habría asesinado a todas sus novias de aquella epoca. Recuerdo a una en especial de un grado menor al nuestro, pero que era del tamaño de una jirafa, incluso era más alta que él y se veían tan graciosos juntos pero siempre que nos topabamos en la escuela por una u otra razón me lanzaba una mirada de: Mira lo qué me encontré >=). Eran tan odioso. Pero yo hacía lo mismo, así que no tenía la calidad moral para reclamarle sus bajos actos.

Efraín (hasta el nombre lo tiene odioso) no es exactamente el modelo de hombre que me gusta, vamos no llena ni la mitad de los requisitos que yo pido (a excepción de que es hermosamente alto) pero por algún motivo ajeno a mi razón y entendimiento, lo quería para mí -Quizá aún lo quiero, pero me niego a aceptarlo ja!-.

Pero el destino no quería que asi fuera por que yo me fijé en él, cuando "Coconito" me dijo que le gustaba, lo sé soy una mala amiga y arderé en el infiermo por mis vulgares acciones. Pero para que hacernos tontos a pesar de que no le tomaba mucha importancia a su existencia en el salón de clases, podía sentir sus acosadoras miradas y un día (Cuando "Coconito" me dijo su sentir) me fijé en él para ver si le convenía y sobre todo si tenía mi aprobación. Fué ahí cuando supe que ese muchacho estaba en mi salón por una razón, ser acosado por mí hasta el cansancio.

Y así fué, actualmente no sé como sea él quizá ya no es el mismo muchacho de peinado impecable, hermosa sonrisa y con esa BMX amarilla en la que iba a la escuela. Quizá ya es gordo, bigotón y tiene una esposa amargada. Tal vez se volvió sacerdote... o quizá siga viviendo con sus padres, siga igual de guapo pero en vez de BMX tiene un auto deportivo y esté esperando ansiosamente ver en su bandeja de entrada un correo electrónico de mi parte, donde le pido que volvamos y asi. Pero eso nadie lo sabrá hasta que yo escriba dicho mensaje.

Y como yo soy bien trágica y además tengo una suerte de perro, les puedo asegurar que ésta historia no tendrá un final felíz, eso nada más en los cuentos de hadas y si acaso en las novelas de Televisa.

2 comentarios:

  1. hahaha, no es por mamar, pero mi vecino se llama efrain, es gordo, muy alto 1.90 mas o menos, tiene bigote y esta casado con una pinche vieja de lo mas pinche, a lo mejor y es tu exenamorado haha

    ResponderEliminar
  2. jajajaja el comentario del chico migraña rifa.

    yo tambien tengo una exnovia asi, adziry, siempre que nos hablamos nos contamos lo feliz que somos desde que dejamos de andar, jaja es cagado

    ResponderEliminar

Aclaración y quejas.