febrero 16, 2009

Se supone que ya no importa.

Me duelen todos y cada uno de los rincones de mi cuerpo, incluso me duelen las uñas, el cabello y las pestañas. Son maremotos de dolor físico que se estrellan con gran violencia en las costas de mi interior, estremeciendo una por una cada parte de mi ser. Claro, no se compara con el dolor emocional que los últimos días he tenido y que me tiene de cabeza, pero eso se supone que ya no debe ser importante por 389,957.32 razones que existen, que tú puedes darme y que yo, dudo que pueda creer. Por que se supone que ya no importa.

Hasta ahora no he roto la promesa que me hice a mi misma hace exactamente 3 meses y 18 días, tampoco pienso romperla por que sería quedar como una perfecta imbécil y eso no puede ser así, pero al parecer no quitas el dedo del renglón y quisiera saber para que lo haces, por que se supone que ya no importa.

Siento algo demasiado extraño al darme cuenta que ni haciendo lo que más me gusta, puedo estar en paz, mi único refugio por así decirlo ha sido destruido por completo y no tengo idea de como empezar a reconstruirlo, además de que no tiene caso, si a final de cuentas haras lo mismo cada vez que puedas y quisiera entenderte por que se supone que ya no importa.

¿De que se trata tu maldito juego?

Sólo te pedí una cosa, una mínima cosa y ¿de que me sirvió?. Cagadísimo.

2 comentarios:

  1. si haces recursion las cosas se pueden volver caoticas o entrar en resonancia lo cual, de nuevo, desencadena el caos.

    Aun asi, es mas divertido hacer recursion y mantener resonando la nota de la lira contra el ampli, que hacer un rasgueo tenue prontamente devorado por el silencio.

    Olvidalo, ignoralo, forzate a no resonarlo y veras que se exinguira aun cuando sigas sintiendo.

    ResponderEliminar
  2. Pues ojalá que eso pase pronto o terminare volviendome loca o en un convento haciendo rompopito con las monjas.

    ResponderEliminar

Aclaración y quejas.