febrero 11, 2009

I hate myself and i want to die.

¡¡Estoy indignadísima!! y en estos momentos, lo único que se me viene a la mente, es esa famosa canción de Nirvana "I hate myself and i want to die" no es que quiera matarme, como un emo cualquiera, pero si me odio... bueno poquito.

Y es que ayer, antes de ensayar como debe de ser yo me sentía toda una master, es más si delante de mí se hubieran puesto Steve Harris y John Myung, les hubiera enseñado las artes ocultas del bass y quizá hubiera sido inmortalizada por ser parte de su inspiración (ja!).
Lamentablemente y por falta de tiempo no se dió el ensayo como debería y empezamos a componer la letra del famosísimo "Track 2".

Ahorita, me iba a poner a dar un repaso general al enorme repertorio y a pulir las nuevas canciones cuando caí en la cuenta de qué se me había olvidado todo lo aprendido el día de ayer.
No saben lo feo que se siente cuando pasa eso, tengo unas ganas intensas de llorar e inhundar mi habitación, cual Alicia en el país de las maravillas. Pero no lo hago por que tengo hueva y me daría más hueva aún, ponerme a limpiar mi desastre.

No me queda más que ir a beber leche con galletitas haber si así regresa el conocimiento.

1 comentario:

  1. yo por eso siempre trato de grabar los ensayos, aunque sea en esas grabardocitas de reportero, digo, si no distinguir perfectamente las notas, si saber las tonadas y los cambios de tonos.

    otra opcion es empezar a manejar el pentagrama y hacer invocaciones empezando con clave de Sol, aunque a muchos roqueros les da weba, eso es lo que distingue a un roquerito urbano chaqueto de una verdadera verga metalera.

    ResponderEliminar

Aclaración y quejas.