Ir al contenido principal

Hasta a los famosos les afecta la crisis.

Desde hace mucho que quería escribir sobre éste disco pero se me olvidaba, ya que despues de haberlo visto me tomé un martini, dos margaritas e ingerí los mejores nachos del pinche mundo, así que ni como acordarme. Mientras yo rockeaba como una puberta (que obviamente ya no soy) escuchando en el Mix Up el disco de AC/DC, que ya tenía desde hace mucho, pero quería escucharlo en Mix up a chingá, algo robó mi atención. Me dí cuenta que había una cantidad grosera de buenos discos a un precio nauseabundamente accesible para que la gente pobre como yo pudiera adquirirlos y luego dejarlos ahí... con todos los demás.

Mientras yo babeaba haciendo mi listita de los que debería comprar, una mujerzuela me robó la atención gritando desquiciadamente: ¡No mames güey, ven a ver esto!.
Intrigada me acerqué con la susodicha, pensando que quizá era un nuevo disco de Cinderella quienes en secreto se habían reunido para grabar únicamente ese nuevo albúm. Ya podía verme bailando cual glam con sus rolas nuevas, hasta pensé hacerme el famoso crepé en ese momento.
Pero la pinche realidad es bien maldita y no se trataba de Cinderella, ni tampoco de un disco pro, sino de Yuri.

El proletariado emoxcorexpussyxpendejo, se ha de sentir tremendamente orgulloso por que un ícono del pueblo mexicano esta adoptando su estilo, para obtener fama galaxial y quizá provocar que en sus palenques los señores gordos, borrachos y golpeadores hagan mosh, mientras las señoras cuarentonas se peinan de lado y se ponen vans de cuadritos.
Yo no tengo nada en contra de la señora, pero de todos los estilos que pudo haber adoptado para ganar dinero, por que precisamente el más idiota del mundo, hasta tatuajes falsos trae la muy perra. Espero que cuando yo esté vieja y mi carrera como artista haya decaído demasiado, no tenga que llegar a ese punto, mejor me mato.

Pero anden, juzguen ustedes.


Comentarios

  1. ajjajajajajajajajajajajajajaja

    no jales! pinche mundo, cada dia esta mas de la verga, jajajajajajajajjjajaja

    creo que a esta ruca le llego la middle-age crisis muy pinche tarde, o igual ya va por su segunda crisis de mediana vida.

    Chale, creo que soy el unico que ha comentado en los 3 ultimos posts y ni un 'si wey, chingon por comentar, vete a la verga', snif, snif

    ResponderEliminar
  2. Jaja, tengo una excusa perfecta a eso, se me olvidaba revisar los comentarios, mi semana estress fue muy dura :D! pero deja que me aliviane y te estare mandando a la verga cada vez que pueda :D!

    ResponderEliminar
  3. "deja que me aliviane y te estare mandando a la verga cada vez que pueda :D!"

    diria que gracias pero se veria muy puto y la verdad es ya no lo quiero ser, ajajaja, es broma y me vale verga si parece que no.

    PD. casualidad que justo en este post no se te olvido checar los comments, si verdá...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Aclaración y quejas.

Entradas populares de este blog

Una mañana

Todo fue tan raro. Cuando desperté la cama estaba vacía, había recuerdos por toda la habitación. Las cortinas serpenteaban con las ligeras ráfagas de viento que entraban por mi ventana. Escuchaba claramente el paso de los vehículos, el sonido del ventilador, la radio que solo sintoniza una estación sin ponerse loca. Tenía los ojos rojos de tanto llorar, no recordaba en que momento me había quedado dormida. La espalda me ardía, el corazón latía con fuerza, como si se fuera a salir de su lugar, la alarma de mi teléfono celular comenzó a sonar, faltaban cinco minutos para las seis de la mañana. Era lunes. Me levanté como pude y me acerqué a la cafetera a servirme una taza, no había nada, lo olvidé anoche. Saqué la bolsa de la alacena y puse a funcionar la máquina. Caminé descalza por toda la casa, sintiendo el frío del suelo, caminaba de un lado a otro sin saber donde detenerme ¿detenerme para qué? Nunca lo supe. Entré en la regadera y abrí la llave del agua fría, me caló todos los hues…

Pequeña libreta roja.

Algún día voy a escribir nuestra historia, para que sepan que la vida es lo mejor que nos puede pasar. 28 de agosto de 2015.
Le escribí aquello hace un par de años en una libreta roja, que ahora tengo de vuelta, le escribí porque estaba por salir de viaje a Orlando, era la primera vez que viajaba completamente sola y estaba aterrada, le habían contado un montón de cosas acerca del aeropuerto de Dallas y de cómo tenía que moverse a la velocidad de los chitas antes de que los montones de orientales, desembocaran en ese lugar cómo un cardumen de atún. Aquella libreta me la regaló una de mis mejores amigas en una ida a un café que con el tiempo dejó de existir, siempre me ha gustado que me regalen libretas, aunque casi siempre termino por abandonarlas un tiempo. Me pareció una idea escribirle algo y que se lo llevara, la libreta es pequeña, no le iba ocupar mucho espacio. Siempre he sido pésima para elegir obsequios, pero me pareció la mejor idea del mundo que la llevara. Me gustaba la idea…

Mañana.

Hoy es el último día que te escribo. Hoy me despido de ti. Hoy dejo de ser la mujer que más te ama para convertirme en la que más te amó. Te escribí esto en el cuaderno que me regalaste y que por años ha guardado todo eso que siento por ti. Lo he escrito ahí para que cuando tenga ganas de buscarte, pueda abrirlo en la página correcta y detenerme antes de cometer una locura.
Te escribo porque es la única forma que tengo para no romperme, porque ganas de llamarte no me han faltado y caigo en cuenta de que si llegaras a contestar, no sé qué te diría. No sabría de que hablar. No sabría que hacer. Ya sabes que para mí siempre ha sido mejor escribir.
Ése cuaderno no sólo guarda algunas formas de lo que ha sido mi amor por ti, también guarda la última rosa que me regalaste y que con el paso de los meses se ha ido secando. Así como se fue secando tu amor por mí.
Te escribo como nunca me sentí capaz de hacerlo: Con tristeza, enojo, con ganas de llorar. Pero me aguanto porque ya no queda de ot…