Ir al contenido principal

Crónicas de alguién que ni así quiere dejar el alcohol (parte 2).

Bueno, con eso que siempre digo que va la segunda parte y nunca lo hago, hoy si la continuaré por que en verdad que son muchas cosas.

Cuando mi casa era la casa de todos los de la facultad, siempre siempre el primer día de clases se hacía una peda, una vez todos andabamos hasta la madre, yo me había tomado casi 5 caguamones, cuando todos se iban me di cuenta que había mucha cerveza en las botellas, así que las recolecté y se formaron 4 caguamones más, y tenía uno guardado en el refri por si se ofrecía. Para que no se desperdiciarán me tomé los 4 completitos. Falté dos dias a la escuela por eso, maldita cruda.

Las pedas en el Cúbil Peluso, eran la puritita onda. Tanto así que no me acuerdo de mucho de lo vivido ahí.

El último día en la ExpoTattoo 2007 de Durango, nos escaseó el alcohol de una manera muy fea. Mis amigos fueron a comprar mezcal. Cuando regresaron traían una botella de Pepsi de 600 ml. El líquido no era amarillo, era blanco, cual alcohol etílico.
Les vendieron Mezcal a granel, $11.50. No nos lo tomamos por temor a quedar ciegos.

La peor peda en la historia de mi vida, fue cuando teníamos More y yo bastantes latas de corona, ya estabamos entradillas. Según nosotros y nuestro gran intelecto nos pondríamos hasta la madre. Sólo bebimos tres latas cada una y nos quedamos dormidas ¬¬...

En el cumpleaños de Fonzy y de La Men, hicimos 80 Ltos de aguas locas. Yo solo me tomé dos litros y mucha cerveza. Ayudé a un Sonambulo, enseñe a nadar a More y luego no me acuerdo como llegué a mi casa.

Una vez en la expoferia, la ahora ex novia de uno de mis mejores amigos, me regalo una anforita de mezcal, en el camino a la expo me lo terminé todito, compre varías jarras de cerveza el la feria y al final llegamos a la casa del chivo, mejor conocida como Chivo's Bar, me quedé dormida con un cigarro en la mano, me rayaron toda. Y hasta la fecha a la blusa que traía puesta ese día no se le han quitado las manchas del marcador, de eso ya van a ser 3 años.

En diciembre de 2007, me llevé a mi primo a una peda en casa de Ramón, primero el y yo empezamos a pistear en mi casa, y despues le seguimos con Ramón, el se quedó completamente dormido en mi cuarto y yo... terminé vomitando. Para que mi mamá no pensara lo peor de mí le dije que me habían hecho daños los hot dogs que cenamos.

En un cumpleaños del Gato hizo peda en su cuarto de azotea, había un cabrito reposado de esos enormes y uno chiquito. Además de un Jack Daniel's que Oscar humildemente compró y al cual nadie le hizo caso más que yo. Me lo tomé todo y sin agua mineral,no me sentía ebria, cuando salí del lugar ya para irme a mi casa, todo valió madre. Esa noche, podría jurar que el sillón flotaba.

En Diciembre me fuí a Durango no recuerdo a que, pero seguramente no era para nada bueno. Primero empezamos a pistear en casa de Andrhea, un 12PACK de tecate (asco) y despues a una peda en casa del Bolas, donde los caguamones eran infinitos, además del respectivo Jack Daniels, terminamos sin playeras, mojadas, y según dicen, yo no me acuerdo, estaba dormida en la calle, cual indigente.

La peda de año nuevo, ese día casi lloro por que sobró mucha cerveza, mucho tequila y mucho de todo. Mis amigos ya tenían demasiado alcohol en su organismo y yo quería seguir festejando, a la hora de cruda yo quería morirme y al día siguiente de la cruda, yo tenía la sensación de que había hecho algo que no debía hasta que la peque, confirmó mis dudas.


Y de lo que me puedo acordar esas son de las veces en las que despierto y digo, no mames no vuelvo a tomar. Pero para que hacerme güey, eso no va a suceder en mucho tiempo.

Comentarios

  1. eh mija le falto la de su cumpleaños =) cuando me desmayé mil hahaha


    atte tuiste

    ResponderEliminar
  2. y aun asi no quieres dejar el alcohol xD que haremos contigo?

    bueno Miss sorel. aqui reportandose la pequeña floop con su Blogspot =)

    ahi iniciando este proyectiyo por si alguin dia se quiere unir =)

    la voy a extrañar T-T

    bien, se le quiere =)

    Cuidece =)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Aclaración y quejas.

Entradas populares de este blog

Una mañana

Todo fue tan raro. Cuando desperté la cama estaba vacía, había recuerdos por toda la habitación. Las cortinas serpenteaban con las ligeras ráfagas de viento que entraban por mi ventana. Escuchaba claramente el paso de los vehículos, el sonido del ventilador, la radio que solo sintoniza una estación sin ponerse loca. Tenía los ojos rojos de tanto llorar, no recordaba en que momento me había quedado dormida. La espalda me ardía, el corazón latía con fuerza, como si se fuera a salir de su lugar, la alarma de mi teléfono celular comenzó a sonar, faltaban cinco minutos para las seis de la mañana. Era lunes. Me levanté como pude y me acerqué a la cafetera a servirme una taza, no había nada, lo olvidé anoche. Saqué la bolsa de la alacena y puse a funcionar la máquina. Caminé descalza por toda la casa, sintiendo el frío del suelo, caminaba de un lado a otro sin saber donde detenerme ¿detenerme para qué? Nunca lo supe. Entré en la regadera y abrí la llave del agua fría, me caló todos los hues…

Pequeña libreta roja.

Algún día voy a escribir nuestra historia, para que sepan que la vida es lo mejor que nos puede pasar. 28 de agosto de 2015.
Le escribí aquello hace un par de años en una libreta roja, que ahora tengo de vuelta, le escribí porque estaba por salir de viaje a Orlando, era la primera vez que viajaba completamente sola y estaba aterrada, le habían contado un montón de cosas acerca del aeropuerto de Dallas y de cómo tenía que moverse a la velocidad de los chitas antes de que los montones de orientales, desembocaran en ese lugar cómo un cardumen de atún. Aquella libreta me la regaló una de mis mejores amigas en una ida a un café que con el tiempo dejó de existir, siempre me ha gustado que me regalen libretas, aunque casi siempre termino por abandonarlas un tiempo. Me pareció una idea escribirle algo y que se lo llevara, la libreta es pequeña, no le iba ocupar mucho espacio. Siempre he sido pésima para elegir obsequios, pero me pareció la mejor idea del mundo que la llevara. Me gustaba la idea…

Mañana.

Hoy es el último día que te escribo. Hoy me despido de ti. Hoy dejo de ser la mujer que más te ama para convertirme en la que más te amó. Te escribí esto en el cuaderno que me regalaste y que por años ha guardado todo eso que siento por ti. Lo he escrito ahí para que cuando tenga ganas de buscarte, pueda abrirlo en la página correcta y detenerme antes de cometer una locura.
Te escribo porque es la única forma que tengo para no romperme, porque ganas de llamarte no me han faltado y caigo en cuenta de que si llegaras a contestar, no sé qué te diría. No sabría de que hablar. No sabría que hacer. Ya sabes que para mí siempre ha sido mejor escribir.
Ése cuaderno no sólo guarda algunas formas de lo que ha sido mi amor por ti, también guarda la última rosa que me regalaste y que con el paso de los meses se ha ido secando. Así como se fue secando tu amor por mí.
Te escribo como nunca me sentí capaz de hacerlo: Con tristeza, enojo, con ganas de llorar. Pero me aguanto porque ya no queda de ot…