Ir al contenido principal

Fiebre de sábado por la noche.

Y sí yo estaba en el subsuelo, ya encontré las escaleras. Y sí sufrí mucho, ahorita ya no me acuerdo. Bueno sí, pero ya paso lo más difícil.

Ayer fuí brutalmente sonsacada por la malda' hecha persona, salí de mi casa confiando plenamente en que sería una junta de adultos, pura profesionalidad en pocas palabras. Llegué puntual a la cita, eso habla bien de mí, se nota que tengo interés y compromiso, pero los demás no. Así que para pasar el rato, decidí tomar una cerveza, luego me aburrí y me sali del lugar acordado. Vagué por las heladas calles del centro, bueno no realmente, solo fuí a la vuelta a saludar a mi tatuador y me regaló cerveza.

Al poco tiempo decidí regresar al lugar y pues nomás no, 45 minutos de mi vida desperdiciados y yo ya estaba enojada y a punto a maldecir a Dios, como comunmente lo hago, pero ésta vez con más feeling. Pero en eso, se dió el primer rastro de vida, que más tarde sería mi completa perdición.

"Lo siento. Mucho trabajo. Apenas voy para allá. Todavía están..?"

Pero oh sorpresa! no tenía saldo en mi celular para responder a sus plegarias. Así que tomando en cuenta el tiempo que podría tardarse decidí volver a local de tatuajes, pero en eso ya venía toda la banda mérol post punk electro dark wave, muy fashion.

Así que dió comienzo nuestra junta "DTM". Al finalizar tan magno evento bandal yo me disponía a regresar a mi casa, como toda una hija responsable y qué le había prometido hasta a la virgencita, que el sabado 15 de Noviembre del presente, no saldría a causa de su enlodado orgullo y animo subterraneo.

¡Pero no! como comenté al principio de éste post, fuí brutalmente sonsacada por la malda' hecha persona, había un evento que no me acuerdo como se llama, pero había electronica, imágenes alucinadas, bandas de un genero que no estoy muy segura que sea pero sí, al cual pensaban ir todos, menos Fanny (la mala del cuento) y yo, debido no solo al tipo de evento, si no a la falta de fondos, con esto de las crisis, la gente nice como nosotras ya no podemos darnos lujos tan grandes, ja!.
¡Pero no!, obtuvimos boletos gracias a Brenda quién también tuvo que ver en mi sonsacamiento, al no tener plan para esa noche no nos quedo más remedio que ir, pero yo le había hecho una promesa a la virgencita, lo cual me valió madre.
Llegamos al lugar y misteriosamente tuvimos mas boletos así que decidimos hacer negocios y venderlos para comprar cerveza. Ya establecidos en el evento ese, pues que nos da la nostalgia.

VIAJE AL PASADO.

Studio Alameda. No es la gran cosa, por el día es un local de videojuegos muuuuuuuuuuuuy amplio, pero por las noches el asunto cambia por completo. Bueno no todas las noches, solo cuando hay eventos de cualquier índole. Hace un par de años cuando el mérol era genial en nuestra vida y las tocadas valían la pena, muchos sucesos nice pasaron ahí. Uno de los mejores conciertos de mi vida fué ahí, Incantation. La primera vez que fuí a un toquín con una de mis mejores amigas fué ahí, Lvzbel. Poco despues la despedida de la banda de un buen amigo le abrió a Lvzbel (nuevamente) y fuí únicamente para estar en su despedida (tenía un compromiso) pero lo único que hice fué entrar, él me vió y me dijo: ¡¡ven al escenario!!. Me subí, cantamos The Trooper y luego le dije adiós.

PRESENTE

No tuvimos más remedio que dedicarnos a beber y a reirnos de unos tipos que bailaban muy chistoso. Llegó la hora en que la banda de una amiguita iba a tocar y fuimos para que se viera el "apoyo" y así cuando DTM toque no sentirnos tan miserables por que nadie nos aplaude. Todo estaba bien, hasta que creamos un monstruo.
Bueno Fanny, yo no tuve nada que ver, al contrario salí afectada. Llegó un momento en que los niveles del feeling subieron, y se hizo un slam. Muchos jovencitos estaban con caras de asombro, otros solo sonreian y los demas, nos golpeabamos.
Fué como regresar a los 17 años pero más light. Lo que ya no hacemos en toquines mérol y no por que no nos guste, es que ya no hay. Lo hicimos en ese evento de música alucinada y velociraptors con hambre.
Definitivamente las cosas cambiaron y yo ya estoy vieja, ya no puedo andar en esos trotes. Quiero jubilarme.

2:45 am realmente muy temprano, pero yo ya estaba en mi casa dispuesta a dormir. Oficialmente me cansé y tenía frío.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Una mañana

Todo fue tan raro. Cuando desperté la cama estaba vacía, había recuerdos por toda la habitación. Las cortinas serpenteaban con las ligeras ráfagas de viento que entraban por mi ventana. Escuchaba claramente el paso de los vehículos, el sonido del ventilador, la radio que solo sintoniza una estación sin ponerse loca. Tenía los ojos rojos de tanto llorar, no recordaba en que momento me había quedado dormida. La espalda me ardía, el corazón latía con fuerza, como si se fuera a salir de su lugar, la alarma de mi teléfono celular comenzó a sonar, faltaban cinco minutos para las seis de la mañana. Era lunes. Me levanté como pude y me acerqué a la cafetera a servirme una taza, no había nada, lo olvidé anoche. Saqué la bolsa de la alacena y puse a funcionar la máquina. Caminé descalza por toda la casa, sintiendo el frío del suelo, caminaba de un lado a otro sin saber donde detenerme ¿detenerme para qué? Nunca lo supe. Entré en la regadera y abrí la llave del agua fría, me caló todos los hues…

Pequeña libreta roja.

Algún día voy a escribir nuestra historia, para que sepan que la vida es lo mejor que nos puede pasar. 28 de agosto de 2015.
Le escribí aquello hace un par de años en una libreta roja, que ahora tengo de vuelta, le escribí porque estaba por salir de viaje a Orlando, era la primera vez que viajaba completamente sola y estaba aterrada, le habían contado un montón de cosas acerca del aeropuerto de Dallas y de cómo tenía que moverse a la velocidad de los chitas antes de que los montones de orientales, desembocaran en ese lugar cómo un cardumen de atún. Aquella libreta me la regaló una de mis mejores amigas en una ida a un café que con el tiempo dejó de existir, siempre me ha gustado que me regalen libretas, aunque casi siempre termino por abandonarlas un tiempo. Me pareció una idea escribirle algo y que se lo llevara, la libreta es pequeña, no le iba ocupar mucho espacio. Siempre he sido pésima para elegir obsequios, pero me pareció la mejor idea del mundo que la llevara. Me gustaba la idea…

Mañana.

Hoy es el último día que te escribo. Hoy me despido de ti. Hoy dejo de ser la mujer que más te ama para convertirme en la que más te amó. Te escribí esto en el cuaderno que me regalaste y que por años ha guardado todo eso que siento por ti. Lo he escrito ahí para que cuando tenga ganas de buscarte, pueda abrirlo en la página correcta y detenerme antes de cometer una locura.
Te escribo porque es la única forma que tengo para no romperme, porque ganas de llamarte no me han faltado y caigo en cuenta de que si llegaras a contestar, no sé qué te diría. No sabría de que hablar. No sabría que hacer. Ya sabes que para mí siempre ha sido mejor escribir.
Ése cuaderno no sólo guarda algunas formas de lo que ha sido mi amor por ti, también guarda la última rosa que me regalaste y que con el paso de los meses se ha ido secando. Así como se fue secando tu amor por mí.
Te escribo como nunca me sentí capaz de hacerlo: Con tristeza, enojo, con ganas de llorar. Pero me aguanto porque ya no queda de ot…