noviembre 26, 2008

Día 3: Redescubriendo el sentido.

"Despues de aquel día, aquel día en que te ví por última vez despues de tanto tiempo y simplemente dejé que te fueras, todo comenzó a tener sentido.
Recuperé un poco de aquella paz que por mucho tiempo no había tenido y pensé qué tal vez, cuando logre redescrubrir el sentido de mi vida, te buscaré... te buscaré como debí hacerlo desde hace mucho, te buscaré por cualquier parte, por los lugares que frecuentabamos cuando solíamos ser felices y por los qué nos faltaron, te buscaré en el fin del mundo y en el principio de los tiempos.
Pero ahora no puedo darme el lujo de pensar en tí, ya qué tú ahora eres feliz y yo ya no formo parte de tu vida."

Había pasado mucho tiempo desde aquel reencuentro y decidió que debería decirselo antes de emprender el verdadero camino, le envió esas breves líneas sin esperar respuesta alguna y simplemente se marchó.
Por algún momento pensó que sería más fácil tratar con los problemas a una gran distancia de donde por muchos años vivió, pero el sentimiento de dejar todo lo que le costó una vida era muy fuerte, no sabía que hacer, tal vez hubiera sido más fácil seguir cómo hasta ahora.
Pero al parecer lo qué más le importaba en ésta vida, es recuperar ese amor tan intenso que llegó a sentir y del que nunca se atrevió a hablarle, no el hecho de reencontrarse con su antigüa libertad y el motivo de su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aclaración y quejas.