junio 17, 2008

Bonito día

Odio el calor y todo lo relacionado con él, odio vivir en un lugar donde la temperatura minima es de 26 °C y la máxima hasta de 40 °C, así es mis queridos lectores fantasma, vivo en un infierno.

Odio también salir de mi casa durante el día, y odio aún mas salir de mi casa durante el día sin lentes, también odio la luz del sol -no, no tengo complejo vampirico-, y si hago una lista de las cosas que odio, no terminaría.

Hoy fue uno de esos días en los que Dios me patea el trasero, primero salí de mi casa de día, tenía labores que hacer, como cualquier persona responsable, de regreso de mis labores, decidí viajar en transporte público, para hacer mas amena mi estancia en la calle -uy sí, la verdad es que había gastado todo mi dinero en cigarros y agua- bien, siempre me pasa lo malo a mí, y hoy por supuesto no fue la excepción, el camión en el que viajaba, venía lleno, cosa que me pareció extraño, tomando en cuenta la hora que era, pero eso no era lo molesto, el calor era demasiado sofocante, y ninguna ventana se abría, imaginen mi desesperación.

¡Por fín un lugar vacío! llegué a el y me disponía a escuchar música, cuando algo robo mi atención tremendamente, era una de esas estaciones de radio locales, mas naca que las mujeres que se golpean en la alianza. Total, decidí prestar un poco de atención a dicha estación y mi sorpresa fue tremenda, normalmente la gente que llama a las estaciones de radio solo para mandarle saludos al novio que la engaña o a la amiga hipócrita o para pedir alguna canción naca me parece tan repugnante, pues bien, esto supero todo límite.


Era una mujer de esas casi treintañeras, eso lo sé por el tono de su voz, que llamo a la estación nada más para contarle al locutor cada cuando se acuesta con el novio de una de sus primas, por que según ella -y su gran cinismo- coje mejor que su prima y por eso el novio la busca, además de mencionar, el tiempo y la posición... ASCO!!! acaso ya no hay dignidad o ella es una cualquiera?. Definitivamente ya no hay dignidad!


Despues de eso ya no quize seguir escuchando más me puse los audifonos y me relaje en lo que faltaba de camino a mí casa aunque con tanto calor, mas bien fue una mentada de madre hacia mí por parte de Dios. Como siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aclaración y quejas.